24 de Septiembre de 2018

Opinión

Emociones y envejecimiento (1 de 2)

Durante el envejecimiento, la inteligencia emocional puede conducirnos a una forma diferente de percibir e interpretar nuestra realidad. 'Como que nos hace más sensibles y detallistas'.

Compartir en Facebook Emociones y envejecimiento (1 de 2)Compartir en Twiiter Emociones y envejecimiento (1 de 2)

Algunos abuelos me comentaban que les ha dado buenos resultados cultivar, utilizar y confiar en sus emociones.

Platicamos que la inteligencia emocional enfatiza principalmente dos ideas. Por un lado, la intervención y por otro, la fuerza que ejercen las emociones para el buen funcionamiento y equilibrio psicológico de la persona. 

Fuimos analizando cómo, durante el envejecimiento, la inteligencia emocional puede conducirnos a una forma diferente de percibir e interpretar nuestra  realidad. “Como que nos hace más sensibles y detallistas”, decían algunos, “o menos superficiales”, decían otros. 

Lo interesante fue que caímos en la cuenta de que la inteligencia emocional sabe hacer el trabajo fino de percibir e interpretar de manera clara y convincente aquellos detalles cotidianos que son fundamentales para mantener e incrementar un sano y vigoroso amor a la vida. Detalles de la vida personal o familiar que, por su misma naturaleza emocional, en muchos casos le es difícil percibir e interpretar a nuestra inteligencia racional.

Jovencitos, si durante el envejecimiento cultivamos y confiamos en nuestra inteligencia emocional, pasarán cosas maravillosas. Para la próxima, veremos algunos ejemplos de estas maravillas que ocurren cuando aceptamos y manejamos adecuadamente nuestras emociones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios