21 de Octubre de 2018

Opinión

Empresarios talentosos

Hay que aprovechar los talentos que tenemos. Podemos comenzar sabiendo dónde estamos, es decir: fortalezas, puntos débiles y motivaciones.

Compartir en Facebook Empresarios talentososCompartir en Twiiter Empresarios talentosos

Una empresa sin planeación y organización es sólo una buena intención. -Anónimo    

A veces creemos que las grandes empresas transnacionales con presencia en prácticamente todo el mundo son las verdaderamente importantes. Sin embargo, no es así, pues la empresa más importante es la empresa de tu propia vida: 

¿Tienes clara “la visión”?, esto es, el destino elegido (tu proyecto de vida) ¿Tienes clara “la misión”?, esto es, tu propósito de vida. ¿Haz definido tus metas? Ya que éstas te llevarán a tu destino elegido y al cumplimiento de tu propósito de vida. 

¿Te das cuenta? Estamos tratando de tu vida, lo más valioso que posees, por lo que tus metas deben de ser muy valiosas y dignas de tu grandeza como el ser humano que eres. Sin metas es como salir a un viaje sin mapa. Se sabe a dónde se quiere ir, pero no se sabe cómo llegar.  

Hay que aprovechar los talentos que tenemos. Podemos comenzar sabiendo dónde estamos, es decir: fortalezas, puntos débiles y motivaciones. 

Una meta es un fin deseable y para que sea considerada como tal se tiene que escribir, debe ser específica, sin ambigüedades, medible, realizable, desafiante, que nos haga dar lo mejor de nuestros talentos y potencialidades; que nos emocione su logro, con fecha de inicio y probable terminación o sea calendarizable y congruente con nuestros valores y cualidades. 

A veces tenemos cierta reticencia de platicar acerca de nuestras metas. Puede que pensemos que, si las contamos a otros, nos creerán presuntuosos y hasta se burlarán. Hay que tener cuidado con quién se platica al respecto. Las personas positivas generalmente son buenas receptoras y están dispuestas a animarnos y apoyarnos en nuestros esfuerzos; amigos que nos quieran bien y que estarán complacidos de que alcancemos nuestras metas y cuya retroalimentación sea inteligente, creativa e incluya alternativas a las dificultades que puedan surgir en el camino. 

La mayoría, al pensar en “metas”, inmediatamente piensa en lo material, únicamente en lo económico, sin darse cuenta que éstas casi se logran solas cuando se toman en cuenta los demás aspectos de la vida. Tenemos que vivir en todos, por lo que hay que tener metas respecto a lo espiritual, intelectual, afectivo/emocional, familiar, social, físico, recreativo, laboral y económico. Por supuesto, hay que priorizar, es decir, la importancia de cada una en relación con las demás. 

El logro en todos esos aspectos, da como resultado una vida plena, fructífera y más feliz

¡Ánimo!, hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios