18 de Octubre de 2018

Opinión

En Bacalar no basta la magia: hay que trabajar

La expresión “pueblo trágico” para referirse a Bacalar (denominado “Pueblo Mágico” en 2007) es trillada...

Compartir en Facebook En Bacalar no basta la magia: hay que trabajarCompartir en Twiiter En Bacalar no basta la magia: hay que trabajar

La expresión “pueblo trágico” para referirse a Bacalar (denominado “Pueblo Mágico” en 2007) es trillada, pero cada vez más atinada, lamentablemente.

Los habitantes del décimo municipio de Quintana Roo han padecido durante los últimos añossobre todo por fenómenos meteorológicos. La lluvia torrencial de los últimos días afectó otra vez la imagen y las vías de comunicación, problemas resentidos también y en mayormedida por su vecino Othón P. Blanco, territorio del que formó parte hasta 2011.

El “pueblo mágico” ha debido reponersede estos fenómenos climatológicos y la apatía de sus autoridades-primero como alcaldía y hoy como municipio-, lo cual ha repercutido desfavorablemente en su progreso, casi nulo del otro lado de la carretera.

Son 83 “pueblos mágicos” en el país,que benefician a más de 5 millones de habitantes con una derrama económica de 13 mil millones de pesos por los aproximadamente 4 millones de turistas que los visitan cada año.Pero su importancia debe ser más que icónica: su realce turístico debe convertirse en una herramientaútil para generar beneficio social y económico.Esto no ha ocurrido en Bacalar.

Se critica con razón la falta de oficio de sus servidores públicos, sobre todo en los asuntos de promoción y otras gestiones tan necesarias para lograr el desarrollo, inexistentes cuando se revisan los antecedentes.

Recientemente, en Cancún, la secretaria federal de Turismo, Claudia Ruiz Massieu,anunció que pronto será reestructuradoel programa “Pueblos Mágicos”, porque, según dijo, se desvirtuó el objetivo original en la pasada administración panista, dándose un crecimiento indiscriminadode esta categoría al pasar de 37 a 83 en sólo año y medio.

No dudo de los atractivos de Bacalar. Su belleza natural es incomparable en el cuerpo lagunar y sus comunidades del interior. En sus pueblos, tan pintorescos y abandonados a la vez, se respira una paz deseada en otros municipios del sur y del norte. Dudo, eso sí, de que se esté haciendo lo suficiente para permanecer en este sitial de honor y ganar por méritos las inversiones anunciadas en el marco del tianguis turísticopor la misma autoridad federal.

“Pueblos Mágicos” nació para promover la cultura tan diversa de esas comunidades, fomentando el turismo y el desarrollo. En un principio se buscó a aquellos que conservan atributos simbólicos y una arquitectura a prueba de todo en cuyo territorio se relataran acontecimientos trascendentales y leyendas. Los primeros seleccionados son pueblos muy antiguos por historia y cultura, algo que presume Bacalar con las historias de piratas.

La idea principal es que lleguen los turistas masivamente, convirtiendo al pueblo en un “producto turístico rentable”. Tampoco ha ocurrido esto.

Los más recientes “pueblos mágicos” carecen de los atributos perseguidos en el proyecto original, por lo que serán revisados. El objetivo es que, ahora sí, se trabaje en ese tema y mantengan ladesignación, mientras se busca a otros para lograr una lista de 100 al término de la administración federal.

Hay mucho por hacer. Las autoridades municipales, con su presidente José Alfredo Contreras Méndez a la cabeza, deben ponerse a planificar el futuro inmediato del municipio.Los pendientes son diversos: desde inversión en infraestructura y esquemas de colaboración con municipios contiguos en múltiples rubros, hasta la elaboración de circuitos para detonar el ecoturismo o el turismo de aventura.

Hoy debe haber primero voluntad y después cantidades millonarias. Todo se debe realizar sobre un programa sólido, dependiendo menos del asistencialismo del gobierno estatal, la clemencia del clima en plena temporada de huracanes o de la mera suerte tras la revisión de su estatus que en breve iniciará el gobierno de la República.

En los “pueblos mágicos” no se vive de magia. Hay que trabajar en serio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios