22 de Octubre de 2018

Opinión

Encuentros y esperas

'El último encuentro' es una bienvenida que sin duda se agradece.

Compartir en Facebook Encuentros y esperasCompartir en Twiiter Encuentros y esperas

El libro que corresponde a la escritura de esta semana comenzó con una emoción específica, una primera página que muestra el tono de la historia, a un personaje, y la curiosidad de querer pasar la hoja como quien acecha en una esquina sabiendo que se encontrará con algo que está esperando ser mirado. 

Somos espectadores de alguien que finalmente obtiene una oportunidad por la que ha estado esperado muchos años. Ciertas traiciones no se olvidan, permanecen en las paredes y en los muebles de la casa hasta que uno se acostumbra a su presencia.

Sándor Márai (1900-1989) es un escritor húngaro cuya obra literaria fue prohibida en su país alrededor de 1948 al establecerse el régimen comunista. En el olvido quedaron sus obras junto con su nombre al exiliarse voluntariamente en Alemania y Francia, para posteriormente establecerse en Estados Unidos, donde pondría fin a su vida cuando su obra comenzaba a ser redescubierta en su país y en el mundo. Para nosotros, 'El último encuentro' es una bienvenida que sin duda se agradece.

La historia de dos amigos, Henrik y Konrád, cuya amistad es descrita y fundamentada en una escritura hermosa y nostálgica, se presenta entre aseveraciones sociales, vistazos hacia un contexto histórico y sentimientos universales. Nos mira, resulta un acercamiento hacia nuestras emociones como lector y espectador, como humano. Las palabras de ambos y sus acciones también están dirigidas a nosotros a través de sus errores, sus pensamientos filosóficos, el paso del tiempo en sus voces y en sus mentes, en la promesa de que la venganza se busca incluso en la vejez, pero con tonos distintos; entre sabiduría y madurez. 

Hablamos de una venganza que puede ser consumada con palabras, acompañada de una cena cordial donde los pensamientos que han sido reposados por cuarenta y un años vuelan en el aire tomando forma de flechas que atacan y buscan la verdad como último deseo antes de morir.
El último encuentro es para nosotros el primero.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios