24 de Septiembre de 2018

Opinión

Enseñar y educar

Vivimos en una dinámica de atender lo urgente y dejar de lado lo importante.

Compartir en Facebook Enseñar y educarCompartir en Twiiter Enseñar y educar

Déjeme confesarle que estoy muy impactada por el acontecimiento sucedido en Chihuahua. Cinco adolescentes, jugando al secuestro, asesinaron a un niño de seis años con toda alevosía y ventaja. No quiero entrar en detalles describiendo cómo fue, pero definitivamente es algo que no podemos dejar pasar. ¿Qué nivel de descomposición social estamos viviendo para que nuestros jóvenes tengan esas actitudes? 

Y aunque creamos que nada tiene que ver con política, la realidad es que tiene todo que ver. Necesitamos gobiernos que le apuesten a fomentar valores. ¿Cuántas de las propuestas de nuestros flamantes candidatos están relacionadas con ese tema? Yo no puedo recordar ninguna. 

Vivimos en una dinámica de atender lo urgente y dejar de lado lo importante. Por supuesto que se necesita fomentar el empleo, generar industria, mejorar el transporte y plantar árboles. Pero si no detenemos el deterioro social que nos aqueja, no vamos a poder disfrutar de los empleos, las industrias ni los parques. Lo cierto es que las políticas públicas no contemplan el fomento de valores en la ciudadanía.

Es un círculo en el que a causa de los salarios bajos los padres de familia deben emplearse en dos o tres trabajos, lo que ocasiona que se tenga poco tiempo para convivir con los hijos, generando poca supervisión y disciplina y, finalmente, esos comportamientos delictivos. Esos adolescentes empezaron lastimando animales y a nadie le pareció extraño. Desde ahí estamos mal.

Cada vez es más común enterarnos de jóvenes que huyen de sus casas porque tuvieron un desacuerdo con sus padres y se les encuentra después en otros estados o con el novio. Ya lo vemos normal y hasta chistes hacemos. 

Y mire, somos muy sentimentales cuando hablamos del mundo que le vamos a dejar a nuestros niños, pero no nos damos cuenta de que ese mundo nosotros lo estamos construyendo. Tenemos que ser congruentes entre nuestra indignación cuando nos enteramos de esos casos y nuestro actuar en el día a día. Y, sin duda, hay que exigir a nuestros gobernantes políticas públicas con más sentido social.

Chisme de elección: Pues ahí tiene que en la entrevista que hizo Adela Micha a Cocoa Calderón, candidata a gobernadora del Estado de Michoacán, le preguntó qué le gustaría hacer y ella respondió: “Si pudiera, yo andaría de hippie dando clases en Conafe”. 

Como algo así, sin importancia, denostando por completo la labor de los instructores de Conafe que van a proporcionar educación a las comunidades y lugares donde nadie más entra. 

Y no es que esté mal ser hippie, pero, así como lo dijo, está minimizando por completo a toda una institución y a todo un movimiento social. En fin, así el nivel de nuestros candidatos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios