22 de Junio de 2018

Opinión

Es nuestra plaza

Los sujetos quisieron arrebatar la cámara al panista y le pidieron a los agredidos que se identifiquen.

Compartir en Facebook Es nuestra plazaCompartir en Twiiter Es nuestra plaza

Un día antes de las elecciones en la parte continental de Isla Mujeres los diputados federales del PAN Raúl Paz Alonzo  y Jorge Sotomayor fueron interceptados por unos sujetos que iban en cuatro suburbans con los vidrios polarizados, quienes les ordenaron detener el vehículo. Tras estacionrse, los legisladores fueron rodeados por una docenna de hombres que no se identificaron.  

Los sujetos, armados con metralletas y otras armas de alto poder, le dieron un puñetazo en la cara al diputado Sotomayor y pretendieron subirlo a la fuerza a una de las camionetas, cosa que impidió Raúl Paz.

Un militante panista de Isla Mujeres, que acompañaba al legislador federal yucateco, comenzó a grabar en video la agresión y un hombre con metralleta lo golpeó con la culata en la cara, luego con la cacha de una pistola también golpeó en  el rostro a Raúl Paz y lo roció con gas pimienta. Los sujetos quisieron  arrebatar la cámara al panista y le pidieron a los agredidos que se identifiquen. Cuando lo hacen y ven que son legisladores federales, uno de los jefes del grupo de agresores les advierte: “Cuidado, aquí va a ganar el PRI y que se calmen, porque la orden es ganar a como dé lugar”. Luego, le apuntan al pecho con una metralleta al diputado Sotomayor y le dicen: “Esta plaza es de nosotros”.

Horas más tarde un convoy de cuatro patrullas con veinte  policías federales a bordo llega a la puerta de un predio donde se encontraban Paz y Sotomayor, irrumpen y preguntan por los diputados. Los legisladores Sotomayor y Paz se identifican y los policías solo les advierten que saben en dónde están ubicados y que los mantienen vigilados.

El día de las elecciones era común ver a hombres y mujeres con varias credenciales de elector, dinero y listas que operaban con toda normalidad para indicarles a los que llegaron de fuera en dónde votar.

Los diputados piden a la policía municipal impedir que se sigan cometiendo delitos electorales. Los agentes se llevan momentáneamente detenidos a los operadores priistas a las instalaciones policiacas, pero un rato después llegan varias suburbans en  una de las cuales iban  los diputados del PRI Wílliam Sosa, delegado del tricolor en Isla Mujeres,  y Francisco Torres, delegado en Cancún, y se dirigen a la comandancia para liberar a los operadores.

Hubo una discusión porque los priistas argumentaban que no debían detener a los operadores del PRI y ordenaban liberarlos. Al llegar el diputado Raúl Paz argumenta que se les debía consignar a la Fepade o la PGR para que se diga si hay o no delito. En  la discución participan los diputados Torres  y  Sosa, quienes  dicen que no hay ningún delito qué perseguir. El titular de seguridad pública de Quintana Roo ordena liberar a los operadores del PRI.

El final de la historia es que el PRI arrasa en Quintana Roo con la operacion electoral de yucatecos del llamado nuevo PRI. De toda esta historia hay videos testimoniales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios