12 de Diciembre de 2017

Opinión

Escribir México

Así como relato a relato vamos leyendo el país, también paso a paso vamos escribiendo esas otras historias...

Compartir en Facebook Escribir MéxicoCompartir en Twiiter Escribir México

La fotografía Bicicletas en domingo de Manuel Álvarez Bravo ocupa toda la portada; cuatro hombres pedaleando quedaron retratados en ella, el paisaje desértico que atraviesan y la carga de sus bicicletas atrapan mi curiosidad en ese instante de su viaje, quisiera poder seguirlos para conocer su destino, su prisa, sus planes. 

En el vasto cielo fotográfico sin nubes,  el título de la antología: Sol, piedra y sombras. Veinte cuentistas mexicanos de la primera mitad del siglo XX, más abajo un sello dorado nos indica que el libro forma parte de la selección The Big Read, iniciativa que ofrece financiamiento para desarrollar proyectos de fomento de lectura, con el fin de revitalizar su papel central en la cultura estadunidense. En 2008, el FCF se encargó de su edición, tanto en español como en inglés.

En la presentación del texto, el editor Jorge F. Hernández dice: 

“Quizá sea la literatura el mejor lente para observar el alma de México”. La conformación de la antología “se guió por el afán de retratar –hasta donde fuese posible- la diversidad policultural de México”. 

Octavio Paz, Salvador Elizondo, Juan de la Cabada, José Emilio Pacheco y Rosario Castellanos son algunos de los autores incluidos en este paisaje literario. 

Visitemos sus letras, quizá algo pueda resultarte conocido:

“Allí, en la antigua nevería bajo los portales, a un lado de los puestos de revistas y periódicos y de los cambiantes retratos de las películas del viejo cine, sentados en las conocidas sillas de pies y respaldo de metal y gastado asiento de madera alrededor de una de las pequeñas mesas redondas con cubiertas de mármol, encontraba a un grupo de amigos”. La plaza de Juan García Ponce.

“Es el mismo [café] al que íbamos de jóvenes y al que ahora nunca concurro, porque me recuerda que a los veinte años podía darme más lujos que a los cuarenta”. Chac mool de Carlos Fuentes.

Así como relato a relato vamos leyendo el país, también paso a paso vamos escribiendo esas otras historias que hacen falta contar: tiempos de bonanza para todos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios