21 de Enero de 2018

Opinión

Esfuerzo

Esta es una palabra que las nuevas generaciones la aplican a cuenta gotas. Siempre he pensado que todos los seres humanos estamos dotados con una serie de herramientas...

Compartir en Facebook EsfuerzoCompartir en Twiiter Esfuerzo

Esta es una palabra que las nuevas generaciones la aplican a cuenta gotas. Siempre he pensado que todos los seres humanos estamos dotados con una serie de herramientas que nos hacen hábiles para algunas cosas y en ocasiones la habilidad la confundimos con talento y genialidad, pero todos sabemos de manera consciente que necesitamos aplicar la practicidad a estas herramientas para que puedan dar frutos. 

Y me refiero a estar horas con una raqueta boleando, horas enteras frente al teclado de un piano practicando algún pasaje que no sale de manera fluida, vocalizando para mejorar la voz, entrenando para que mi condición atlética vaya mejorando día con día. 

Tuve la bendición de ser un privilegiado todo mi vida, porque a pesar de que había una situación muy holgada nos exigían dar todo para obtener las cosas, pudiera ser el domingo semanal, algún deseo o gusto, un viaje, o lo que fuera. 

Todo tenía una cuota que iba conformada por las obligaciones y tareas diarias. 

El ayudar en casa (aunque hubiera servidumbre) en mantener nuestras cosas en orden, puntualidad para con todo y con todos, las tareas escolares y todo lo que conlleva a los estudios, subir el nivel en las clases extras, las clases de pintura, de órgano y todo lo que hiciéramos. 

Hoy veo como los jóvenes se quejan porque tienen que trabajar duro y no se han dado cuenta que la vida funciona de esta manera, pero el mayor de los problemas es que los padres no los dejan esforzarse y aquí varios ejemplos: los dejan en la puerta de la escuela, aunque vayan en preparatoria o la universidad, o se les compra automóvil (les juro que no les va a dar ninguna enfermedad por abordar el transporte público. 

No tienen rutina de obligaciones que les sirve para la creación de hábitos, están acostumbrados a que alguien les resuelva cualquier problema, por insignificante que parezca, no se saben su dirección postal (esto es más común de lo que creen) y así un montón de cosas. 

Dejemos que nuestros hijos se esfuercen para obtener cosas, desde un deseo, una meta, un puesto laboral y todo lo que amerita vivir aquí. 

Los animales no tienen que ir de compras para comer, pero aunque el alimento esté a su disposición tiene que conseguirlo a diario y eso conlleva un esfuerzo. 

Hasta la próxima semana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios