17 de Enero de 2018

Opinión

Esquilman a normalistas

Las olas están agitadas en el Centro Regional de Educación Normal “Lic. Javier Rojo Gómez”, con sede en Bacalar...

Compartir en Facebook Esquilman a normalistasCompartir en Twiiter Esquilman a normalistas

Las olas están agitadas en el Centro Regional de Educación Normal “Lic. Javier Rojo Gómez”, con sede en Bacalar, luego de que sus autoridades decidieron de manera arbitraria imponer un costo exagerado por concepto de “Examen Profesional” a los alumnos que están por graduarse, lo que ha causado gran molestia en los padres de familia y alumnos, muchos de ellos de escasos recursos, que han tenido que empeñar hasta la lavadora para afrontar los gastos.

De manera inexplicable, los mandos de la Normal de Bacalar decidieron que sus alumnos tenían que desembolsar 7 mil 500 pesos para pagar su examen de grado y los trámites del título y la cédula profesional, costo que triplica la cantidad que paga, por ejemplo, un alumno de la UQROO por los mismos conceptos.

Por supuesto que muchos padres de familia se sintieron agraviados ante lo que consideran un atraco en despoblado, y pusieron el grito en el cielo obligando al director de la Normal, el profesor Carlos May, a disminuir el pago hasta los 5 mil 739 pesos, ya que se les descontó el trámite de la cédula que ahora tendrá que ser solicitada por cuenta de los alumnos graduados.

Aún con esa disminución, el pago es exagerado si se compara con lo que cobra la máxima casa de estudios de la entidad, la Universidad de Quintana Roo, donde los alumnos sometidos a examen profesional pagan un total de 2 mil 500 pesos.

Además, un licenciado en economía recién graduado de la UQROO confirmó que la Universidad tiene un programa para los alumnos que concluyan su tesis en tiempo y forma, que pueden acceder a un reembolso de 2 mil pesos, por lo que el costo del examen y de sus trámites de titulación sería de alrededor de 500 pesos.

Pero lo que más indignación causó a los graduados normalistas y a sus familias fue un cobro por concepto de pago a sinodales por 2 mil 500 pesos, a pesar de que dichos sinodales son los mismos maestros de la Normal que reciben jugosos sueldos por su servicio, aunque su calidad docente deja mucho que desear.

Tan solo en esta generación están egresando 160 nuevos profesores, por lo que los sinodales se estarían repartiendo un “botín” de unos 400 mil pesos a costa de los estudiantes.

Y aunque en las escuelas privadas este concepto de pago es algo común, en las instituciones públicas la cosa cambia, ya que los sinodales de alguna manera ya están recibiendo un pago por su función, que incluye la sinodalía.

Regresando al ejemplo de la UQROO, el pago por sinodales no existe, así que es una ocurrencia de la directiva normalista para exprimir a sus alumnos.

El daño ya está hecho, pero la demanda de los padres y alumnos para que se investigue a fondo esta situación debe ser atendida y corregida de inmediato, porque no se vale lucrar con la educación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios