21 de Noviembre de 2018

Opinión

Los ex campeones 'Guty' y 'Chato', altruistas

El ex campeón mosca de la AMB, Gustavo Hernán Espadas Cruz, realiza una labor altruista callada y sin reflectores, sólo con el corazón por delante, para ayudar a los más necesitados.

Compartir en Facebook Los ex campeones 'Guty' y 'Chato', altruistasCompartir en Twiiter Los ex campeones 'Guty' y 'Chato', altruistas

Desde hace muchos años el  ex campeón  mosca de la  Asociación Mundial de Boxeo (AMB)  Gustavo Hernán  Espadas Cruz “Guty” realiza una labor altruista callada y sin reflectores, sólo  con el corazón por delante, para ayudar a los más necesitados.

Esa labor consiste en proporcionar alimentos y ropa a las personas de escasos recursos económicos, pero también llega a las escuelas como lo hizo recientemente en la primaria “Consuelo Andrade”, donde se reunió con los alumnos para hablarles de su carrera  sobre el ring y cómo se hace un hombre o mujer de bien para evitar el contacto con el alcohol  y las drogas.

Otro ex púgil que realiza labor altruista es el locuaz bicampeón mundial Freddy “Chato” Castillo, quien cada año se disfraza de Santa Claus para llevar el 24 de diciembre juguetes a los niños pobres del sur de Mérida.

Pasando a otras cosas, al fin se fajaron los pantalones  los de la Asociación de Boxeo Amateur  de Yucatán, ya que su presidente,  Carlos “Pescado” Sosa, afirmó que el selectivo estatal que se hará en la capital yucateca será  bajo las reglas de la Federación Mexicana  que comanda  Ricardo  Contreras y que no aceptarán ninguna imposición de  la Conade y mucho menos del que coordina el boxeo en el IDEY.

El “Pescado” recibió indicaciones de Contreras para que el selectivo se haga en 4 categorías, no más como pretenden imponerle.

Ojalá que el director del  IDEY, Juan Sosa Puerto, tenga tiempo de escuchar el descontento de  algunos managers, boxeadores, padres de familia  y de la misma Asociación para que tome cartas en el asunto, porque de lo contrario se avecina otro fracaso del pugilismo yucateco que, como se recordará, en la Olimpiada Nacional (ON) pasada sólo conquistó una presea de bronce a pesar de la fuerte inversión del Gobierno del Estado al construirles un gimnasio bien equipado.

Asimismo, nos enteramos que Juan “Loquito” Kantún regresó  a los encordados pero como entrenador  de púgiles.
Kantún, con José “Barretas”  Pinzón, pintaban para ídolos  de los encordados, pero desafortunadamente se quedaron en el camino.

Ahora, trasmitiendo  su propia experiencia y conocimientos adquiridos en el gimnasio y  combates en los encordados, “Loquito” está trabajando con jóvenes en una comisaría de Mérida.

Por su parte, “Barretas” Pinzón, junto con Josué “Banano”  Escalante, siguen luchando por  recuperar  el prestigio del pugilismo yucateco  con el proyecto “Sangre Nueva”, mismo que consiste en encauzar a los niños y jóvenes de las zonas pobres de  Mérida a que practiquen el boxeo y se mantengan alejados de los vicios.

Pinzón y Escalante buscan realizar exhibiciones, asimismo  que púgiles en actividad  acudan a los gimnasios del sur para  platicarles de sus vivencias como boxeadores y cómo se han mantenido alejados  de las drogas y el alcohol.

Les deseamos mucho éxito para los 2 y ojalá reciben el apoyo de las autoridades municipales o estatales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios