23 de Octubre de 2018

Opinión

Expectativas fundadas

A nivel nacional hay perspectivas de crecer a más del 3%, después de un 2013 donde sólo lo hicimos en 1.3%.

Compartir en Facebook Expectativas fundadasCompartir en Twiiter Expectativas fundadas

Abundan en estos días sesudos análisis de diletantes de las ciencias económicas y sociales que sostienen que no parecen haber buenas perspectivas para que en el año que comienza México y en especial Yucatán puedan resolver sus problemas atávicos y así arribar a una nueva etapa de desarrollo que eleve nuestra calidad de vida a una situación similar a la de los habitantes de los países desarrollados.

Y debo reconocer que tienen razón, o al menos buena  parte de ella. Porque mentiría quien en su sano juicio se atreviera a afirmar lo contrario.

Sin embargo, el mero hecho de plantearse la solución de todos nuestros problemas de una vez por todas y en un solo año, no representa otra cosa que un absurdo. Ni la pobreza podrá ser completamente abatida, ni podremos solucionar todos nuestros problemas estructurales en el lapso de 12 meses.

Pero, basados en estas conclusiones, considerar que estamos irremediablemente condenados a vivir en un horizonte de fracaso en el futuro mediato resulta completamente falso, toda vez que existe una buena posibilidad de ir retomando el camino del crecimiento económico para comenzar a poner las soluciones que nos conduzcan a una mejoría.

Y si en relación con el entorno internacional se pueden observar algunos síntomas positivos, como el incremento de la actividad económica en Estados Unidos y la política de apertura de nuestro país a los mercados latinoamericanos, europeos y asiáticos, a nivel nacional hay perspectivas de crecer a más del 3%, después de un 2013 donde sólo lo hicimos en 1.3%

Lo que es reforzado por la toma de las riendas económicas por parte del gobierno federal, luego de un año de forzoso aprendizaje, que cuenta, esta vez sí, con un programa de inversión que incrementa de manera considerable su capacidad de operación.

Lo mismo sucede en el plano estatal donde la inversión pública programada será superior en más de un 13% a la del año pasado, además de que contamos con la ventaja que nos brinda la seguridad. Mantenernos como el Estado más seguro del país ha comenzado a constituirse en el principal motivo de atracción de la inversión y los inversionistas de la región, quienes, además de traer sus capitales, vienen a Yucatán a vivir con sus familias, lo que explica el auge que se comienza a observar en la actividad agrícola-ganadera que se da en el sur y oriente de la entidad.         

Lo que aunado a la consolidación turística de Yucatán, que en 2013 arrancó con inversiones importantes que serán reforzadas este año, puede constituirse en la plataforma de despegue para la creación de puestos de trabajo y de eso modo incidir para mejorar el ingreso de las familias de los trabajadores, ya que, si bien somos de los Estados con menor desempleo, tenemos el hándicap de que los ingresos son de los más bajos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios