19 de Septiembre de 2018

Opinión

Fama relativa... realidad absoluta

Ni el éxito, ni el fracaso duran toda la vida. Así es que mientras estés arriba disfrútalo y cuando estés abajo aprende la lección.

Compartir en Facebook Fama relativa... realidad absolutaCompartir en Twiiter Fama relativa... realidad absoluta

Debido a los sucesos que últimamente se han presentado con el cantante Luis Miguel, me atrevo a hacer un análisis de lo que realmente sucede a nuestras marcas en la vida real.

Gracias a estos “incidentes”, provocados o no, y debido a las redes sociales que logran acaparar nuestra atención con nuestro humor creativo como buenos mexicanos, me permito enunciar el porqué son importantes las lecciones que el cantante nos proporciona involuntariamente. Si bien es cierto que es un ícono en México y muchas otras partes del mundo, también es cierto que viene mostrándonos una conducta no digna de un artista de su talla. Por lo que te comparto 5 lecciones que debemos aprender de los sucesos de este cantante:

1.- Nada es para siempre.-  Ni el éxito, ni el fracaso duran toda la vida. Así es que mientras estés arriba disfrútalo y cuando estés abajo aprende la lección. Si no innovamos o nos reinventamos, estamos caminando hacia el fracaso con toda seguridad. 

2.- Cuida tu imagen.- La imagen de tu marca, la tuya o de un producto o servicio es importante, por lo que tienes que trabajar en ella constantemente. Si eres una figura pública, con mayor razón debes cuidar tu entorno para no recibir los impactos directos.

3.- Importancia del posicionamiento.- Aún en el caso de un momento difícil, la posición que ocupas en la mente del consumidor es privilegiada. Por lo que te será más fácil revertir los malos momentos y reposicionarte y mantener tu lugar.

4.- Costos de los errores.- Un error puede costarte mucho dinero, tiempo y esfuerzo, pero al final, todo se traduce en costo económico. Procura cuidar los detalles para que evites desembolsos de dinero que no son necesarios.

5.- Tu equipo de trabajo.- La importancia de tener un buen equipo de trabajo se refleja en esos momentos de crisis, en la forma en que tu equipo responde ante la adversidad. No prolongues esos momentos porque tu equipo vale oro.

Para concluir, no me queda más que dejarte analizar los puntos mencionados anteriormente y que cuides los aspectos que pudieran llegar a afectar lo que tanto has logrado con esfuerzo y trabajo. No hay nada peor que ver cómo una figura o marca va en decadencia y no hacer nada al respecto. Recuerda que la fama es relativa…  y la realidad absoluta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios