14 de Noviembre de 2018

Opinión

Festival Anual de las Artes

Se realizarán numerosas actividades en 51 municipios, con la participación de 4,776 artistas.

Compartir en Facebook Festival Anual de las ArtesCompartir en Twiiter Festival Anual de las Artes

Inicia el Festival Anual de las Artes 2013, una celebración de 31 días que este año augura un cambio de largo alcance en su sentido y profundidad. A diferencia de otros festivales y eventos culturales, el festival es, por decirlo de una manera, el más yucateco de todos, pues quiere ser un foro vivo para compartir lo que somos.

Convoca, rememora y proyecta el quehacer cultural de “carne y hueso” de nuestra gran patria chica, con la presencia de instituciones, creadores, promotores culturales y los ahora llamados “prestadores de servicios de la cultura”, pues no puede minimizarse la importancia económica de los bienes culturales y su potencial para crear valor, a la vez que los hacen sostenibles. La cultura expresa, une y proyecta la identidad, como motor que a la vez da permanencia y abre el cambio.

Dos elementos expresan este ambicioso giro en la política cultural: una convocatoria a la participación amplia de la sociedad civil y la presencia en todo el estado, es decir, para todos. Como lo señaló Raúl Vela ante los integrantes de Alianza Cultural, que este año tiene decisiva presencia en el festival integrando a las instituciones culturales y de educación superior, promotores culturales y centros alternativos de fomento cultural: “Dentro del concepto de territorio, lo que encontramos son personas… las que viven, disfrutan y se relacionan con su entorno… donde se refleja la identidad cultural… El territorio siempre es cultural”. La ruta está trazada.

Representa un reto, difícil pero muy prometedor, de inclusión y pluralidad y la nada fácil decisión de romper la inercia de las políticas culturales como meros mecenazgos –públicos o privados– o mera difusión.

Se realizarán numerosas actividades en 51 municipios, con la participación de 4,776 artistas, incluyendo la tradicional entrega de la medalla Yucatán, cuyos recipiendarios son el profesor Ariel Avilés Marín, el doctor Luis Felipe Rodríguez Jorge y los maestros Janitzio Enrique Durán Castillo, Fernando José Muñoz Castillo y César Ramón González Rosado; el Festival de Jazz Ligia Cámara, llamado así a partir de este año como homenaje a la gran artista; los ciclos de Cine Libanés y de Guitarra Clásica Juan Helguera; el Festival de Cortometraje Mexicano; y el Festival Internacional de Danza Contemporánea Oc-Ohtic.

Cuatro homenajes especiales se dedicarán a la actriz y cantante Irma Dorantes;  a Miriam Núñez, del inolvidable dueto de las hermanitas Núñez, del que muchos escuchamos desde chiquitos las buenas canciones que nos salvan de la sordera; al maestro plástico Ermilo Torre Gamboa, una institución de nuestras artes visuales; y a Agustín Monsreal, maestro de escritores y del género de la brevedad, el cuento, que él prefiere llamar minificción por reflejar este nombre, a la vez, la síntesis y la amplitud, como aquel que llamó Cálculos renales: “Cuánto sufrí para arrojar la primera piedra”. Sin aludir, por supuesto, al difícil reto que mencioné más arriba.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios