14 de Diciembre de 2017

Opinión

Fiesta en grande

El acto sirvió para que el gobernador, Rolando Zapata Bello, rindiera protesta como delegado en su calidad de miembro distinguido y jefe del Ejecutivo.

Compartir en Facebook Fiesta en grandeCompartir en Twiiter Fiesta en grande

Por un momento los priistas yucatecos se olvidaron de la austeridad que dicen estar aplicando desde las esferas del gobierno para festejar en grande el arribo al cargo de la nueva secretaria general del PRI, la ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco. Ese día valía de todo para ser testigo de la ceremonia donde  rendiría protesta Ivonne Ortega. Los priistas yucatecos no escatimaron gastos y rentaron  un avión para trasladarse al D.F. Esta vez el jet privado que está al servicio de la ex gobernadora no se utilizó para llevar a la porra brava.

El acto sirvió para que el gobernador, Rolando Zapata Bello, rindiera protesta como delegado en su calidad de miembro distinguido y jefe del Ejecutivo; después se sentó en uno de los costados del auditorio, donde estaban los invitados especiales; del otro lado  quedó la porra que gritaba fuerte ¡Ivonne! ¡Ivonne!

A este evento no podían faltar doña Isabel Pacheco Graniel de Ortega, ni la diputada federal Guadalupe Ortega Pacheco. Quien se levantó de su lugar cuando hablaba el nuevo presidente nacional, César Camacho Quiroz, fue el diputado local Alvar Rubio y con voz fuerte solicitó que hiciera uso de la palabra. Llamaba mucho la atención que en la parte izquierda del auditorio Plutarco Elías Calles, desde las dos primeras filas sólo gritaran y ovacionaran el nombre de la número dos del PRI.

Después de que habló el presidente del tricolor, hizo uso de la palabra Ortega Pacheco, quien durante veinticinco minutos habló de su trayectoria, como alcaldesa de una comunidad pobre, luego como diputada local y legisladora federal,  mientras la senadora Angélica Araujo Lara no dejaba de aplaudir y llorar de emoción.

Otro que hizo acto de presencia fue Herbé Rodríguez Abraham, el ex secretario de Hacienda Juan Ricalde  hasta suspiraba de alegría y tranquilidad, el diputado federal Mauricio Sahuí estaba que no cabía de alegría y de orgullo; también fueron testigos de este evento Víctor y Felipe Cervera Hernández .

El líder de los diputados locales del PRI, Luis Hevia, pide la palabra en asuntos generales, lo que motivó que el  secretario técnico Enrique Jackson le preguntara quién era y para qué solicitaba hablar. La porra era muy notoria y el diputado Hevia Jiménez empieza a decir que Ivonne Ortega tiene todos los méritos para ser una gran dirigente de su instituto político, ya que ella logró como gobernadora sacar adelante a Yucatán, además de que su administración fue transparente. Siempre ante la mirada tranquila del gobernador Zapata Bello.

Entre los presentes estaban los diputados locales Elsy Sarabia Cruz, Leandra Moguel Lizama, Flor Díaz, Ernesto Martínez, Dafne López y Panchito Torres; el ex secretario general de gobierno Víctor Sánchez no dejaba de mostrar lo feliz que estaba. Sergio Cuevas tomaba fotografías y las subía a las redes sociales; al ex oficial mayor del Ayuntamiento meridano Gaspar Quintal Parra se le veía hinchado de orgullo; el ex secretario de Turismo Juan Martín era de los más consternados, el ex diputado Liborio Vidal sólo observaba cauteloso a sus compañeros. Después los tricolores yucatecos se fueron a cenar al hotel Fiesta Americana en Reforma.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios