21 de Julio de 2018

Opinión

Forma y fondo

Sin afán de defender ni atacar a Elba Esther Gordillo, llama la atención que hasta ahora se enteren las autoridades busquen, ahora sí, una solución.

Compartir en Facebook Forma y fondoCompartir en Twiiter Forma y fondo

En el argot periodístico, recuerdo una máxima de algunos buenos maestros de la pluma: “Aprende a desconfiar siempre de todo”. Tal vez para algunos no familiarizados con la prensa sea un tanto exagerada, o tal vez no.

Bajo este esquema de la duda, no pocas personas no relacionadas con este perfil, pero siempre interesadas en lo que pasa a su alrededor, en la sociedad de su estado, de su país y del mundo, sienten ese “cosquilleo” de no estar conformes con versiones oficiales.

Ese espíritu animado por el deseo o interés de conocer la verdad, o por el simple hecho de no creer esa verdad que nos muestra cierta apariencia, nos dibuja cuestionamientos mentales.

Un ejemplo podría ser el caso “Gordillo”. Las dudas que invaden a la multitud enterada son variadas. ¿Por qué hasta ahora la detienen, si para todos era un secreto a voces su mala administración?, ¡porque iniciaron sospechas que llevaron a investigaciones¡ ¿Precisamente ahora se dan cuenta de esas anomalías administrativas?

Sin afán de defender ni atacar a la maestra, considero que más que el hecho, si es cierto o no, llama la atención que hasta ahora se enteren las autoridades correspondientes del caso, y se busque, ahora sí, una solución. ¿O acaso se trata de un ajuste político? No, eso no pasa en nuestro país.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios