23 de Octubre de 2018

Opinión

Formas distintas

Si de comparar se trata, no hay mucha discordia en la percepción que se tenía de Ivonne Ortega cuando era gobernadora y la que se tiene de Rolando Zapata, sobre todo con la gente de los municipios.

Compartir en Facebook Formas distintasCompartir en Twiiter Formas distintas

Ya pasaron dos años del gobierno de Rolando Zapata, nos lo recordaron con un evento que llenó de gente todo el centro de la ciudad. Una cosa sencilla, nada más para que no pasara desapercibido. 

Y si acaso usted no se acordaba, Ivonne Ortega nos recordó con mucha melancolía que desde hace dos años ya no es gobernadora. ¿Qué lectura le damos a ese repentino recuerdo de todo lo bueno que hizo durante su gestión? Bueno, para empezar, fue algo así como: sí, ya sé que ya está otro, pero nunca será tan bueno como yo, que hice tal y cual cosa. 

También fue un recordatorio de que aquí anda, que todavía tiene presencia y la gente la sigue amando con locura. En este apartado quiero comentarle algo que me sucedió. El día del aniversario, ella tuiteó que hacía dos años había dejado de ser gobernadora, siendo la última gobernadora de México.

Y yo, maniática, no pude más que pensar (y tuitear) que ya nos había condenado a todas las mujeres, entendiendo que la última significa que ya no va a haber más, como es el significado estricto de la palabra, aunque seguramente no haya sido lo que quiso decir. Inmediatamente después, me llegó un mensaje de una de sus fans preguntándome por qué la odiaba.

Así que, sí, la gente la sigue queriendo mucho y cualquier persona que le haga una crítica será tachada como enemigo.

Bueno, exageré, pero usted me entiende.

Otro mensaje oculto en el video es para que no se nos olvide que todos esos logros que ella tuvo, también los tendrán los integrantes de su grupo, a quienes apoya y guía y que están peleando por una candidatura. La mayoría formó parte de su equipo de trabajo y sabe hacer lo mismo que hizo ella, aunque sin el mismo carisma y corazón, juego de palabras incluido.

Ahora que, si de comparar se trata, no hay mucha discordia en la percepción que se tenía de IOP cuando era gobernadora y la que se tiene de RZB, sobre todo con la gente de los municipios. De ambos se dice que ayudan, y eso los hace ser buenos. La diferencia entre un gobierno y otro es la gente que los rodea. Mientras que a ella se acercaba todo el mundo, al Gobernador pocos se le acercan. Y no es que esté bien una u otra, simplemente son formas distintas. 

Finalmente, la lectura que creo que debería ocupar más al priismo es que la unión que tanto proclamaban ya no existe. Cada vez es más evidente la lucha de grupos y si la dirigencia no se pone las pilas, van a llegar muy desgastados a las elecciones.

A partir de hoy empezaré con el Chisme de elección: que por andar de fiestero, ya se echaron para atrás en el apoyo unánime a Raúl Paz como candidato para Mérida y ahora pugnan por una elección interna. Si me preguntan, en una sociedad como en la que vivimos, seguramente ya ni se acuerdan de aquella fiesta. Sigo pensando que es el más fuerte y la mejor opción del PAN.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios