10 de Diciembre de 2017

Opinión

Frentes de batalla electoral

Los antecedentes de elecciones cumbre a nivel local...

Compartir en Facebook Frentes de batalla electoralCompartir en Twiiter Frentes de batalla electoral

Los antecedentes de elecciones cumbre a nivel local –cuando está en juego la gubernatura– son un dolor de muelas para el PRI, ya que en 2005 estuvo a milímetros de perder el control del Congreso local, y en 2010 perdió cinco de nueve Ayuntamientos. Y esta elección es un volado en varias posiciones.

Se ha consolidado la versión de que Mauricio Góngora Escalante es el rival a vencer, perseguido por el ex priista Carlos Joaquín González (PAN.PRD) y con un lejano moreno José Luis Pech Várguez, quien se está rezagando en la carrera y ha puesto todas sus esperanzas en el torbellino de Andrés Manuel López Obrador.

La reciente encuesta del Universal reafirmó la significativa ventaja de Mauricio Góngora, pero bien dicen que las encuestas son la fotografía del momento, con un margen de error que deben atender los equipos de campaña de los candidatos ubicados en zona de competencia.

Hasta hoy las mejores campañas son las de Mauricio Góngora y Carlos Joaquín González, porque cuentan con estrategia y partidarios que defienden sus respectivas causas en todos los frentes, incluidas las redes sociales.

Caso aparte el de José Luis Pech (Morena), quien no ha alcanzado a asimilar la importancia de las redes sociales y se ha desahogado regañando a los medios de comunicación tradicionales por cerrarle espacios, sin comprender que estos medios son un segmento de la oferta informativa que fluye libremente en otras opciones.

Los candidatos de todos los partidos deben comprender que la foto con el abuelito más desprotegido conmueve, pero el elector tiene agudo sentido crítico y aguarda anuncios impactantes, más allá de los manejos mañosos de los equipos de campaña que captan los momentos más efectivos para su causa.

Estos candidatos deben exponer propuestas que definan el rumbo del gobierno que pretenden presidir, tomando en cuenta los enormes desafíos en materia de deuda pública, con expedientes delicados en educación, salud, obra pública, cultura y deporte.

Las reglas de competencia impiden el libre flujo de propuestas e improvisaciones que aportan pimenta a las campañas, convirtiendo este encuentro con los electores en algo insípido, ya que los obligados debates don desalentados por los formatos tan rígidos que los convierten en misión imposible.

Luis Torres salta al ring

El ex priista Luis Torres Llanes se registró anoche cono candidato de la coalición PAN-PRD a la alcaldía capitalina de Othón P. Blanco, para plantarse como un rival muy complicado –el único, por cierto– para la priista Arlet Mólgora Glover, quien va por su tercera contienda activa desde 2013.

Por vez primera un ex priista disputa el centro en la capital del estado, impulsado por una coalición competitiva. Porque en 2002 Guilbert Canto Massa fue candidato de Convergencia a la alcaldía capitalina, pero no fue un priista de cepa.

Arlet batallará en serio si quiere ser alcaldesa, ya que los anteriores ensayos fueron pan comido, como candidata a las diputaciones local y federal. Y más de uno en mi círculo de amistades me ha confesado que va a votar por cualquiera, menos por Arlet.

Luis Torres debe comprender que la coalición ´PAN-PRD no es garantía de éxito, ya que estos membretes son aisladamente afectados por el abandono de sus principales exponentes que descuidaron esta región, festejando incluso la redistritación que concentró las fichas legislativas en Cancún, concentrando sus dirigencias y prioridades en la zona norte, sobre todo en el irresistible Cancún.

Ello explica la mínima presencia de figuras del PAN y PRD en el sur, a lo que se suma la deserción de figuras imprescindibles como Wadi Amar Shabshab y José Hadad Estéfano, quienes abandonaron el partido sin ocultar su desencanto.

Arlet Mólgora es candidata del PRI a la alcaldía capitalina por obra de una malentendida paridad de género que descarrilló al diputado priista Pedro Flota Alcocer, quien en estricta justicia –inexistente en el lodazal de la política– tuvo que ser el candidato.

Ahora la diputada local y federal –en estado latente en ambas posiciones– enfrentará un peso completo desprendido de su partido e impulsado por una coalición dueña de atractivos membretes.

Luis Torres Llanes es un rival muy complicado para Arlet, un verdadero rival.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios