21 de Octubre de 2018

Opinión

Funcionarios derrochadores y enriquecidos

Los excesos alcanzan a la familia cercana, lo que en fechas recientes ha provocado escándalo.

Compartir en Facebook Funcionarios derrochadores y enriquecidosCompartir en Twiiter Funcionarios derrochadores y enriquecidos

Los políticos están en descrédito por la venalidad, no por incompetentes; aunque en muchos casos están presentes ambas características, a las que habría de agregar la prepotencia. Los excesos alcanzan a la familia cercana, lo que en fechas recientes ha provocado escándalo y regocijo con las ladies y lords; una forma de venganza pública que como toda venganza es excesiva y sangrienta. Aunque se requiere mucho más, la gente no exige mucho: políticos honestos y sencillos.

En estos días el pleno de la Suprema Corte de Justicia habrá de deliberar proyecto del ministro José Ramón Cossío sobre la inconstitucionalidad de la norma que determina que la publicidad sobre la situación patrimonial de los servidores públicos solo podrá hacerse cuando el declarante la consienta. La determinación de la corte tiene la mayor importancia, ya que la transparencia es uno de los recursos más útiles para abatir la corrupción, al menos mucho mejor, como queda probado, que dependencias, contralorías, auditorías y toda la burocracia que se ha creado en las últimas tres décadas.

La transparencia tiene sus bemoles; para el caso, es que los bienes que se declaran no solo son los del funcionario, sino alcanzan a los de su cónyuge e hijos y éstos no deben responder por actos ajenos, aunque sea de un familiar muy cercano. Aunque los corruptos siempre se las arreglarán en términos de prestanombres. Aún así, la publicidad del patrimonio de los servidores públicos es un buen precedente.

Mejor sería si los servidores públicos rindieran información patrimonial en años subsecuentes al desempeño para verificar si la situación patrimonial se corresponde a sus ingresos. Sería suficiente verificar las propiedades inmobiliarias que tienen los que han sido altos funcionarios en los últimos años para advertir la magnitud de la descomposición y de la doble moral de quienes han desempeñado altas responsabilidades.

Es hora de poner orden. La corte mucho puede hacer para avanzar a través de la publicidad de la situación patrimonial de los servidores públicos.

Twitter: @berrueto

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios