20 de Noviembre de 2018

Opinión

¿Futuro retro?

La música de “catálogo” o lo que muchos llaman “oldies”, está logrando mayores ventas que todo lo nuevo que se produce en el mundo.

Compartir en Facebook ¿Futuro retro?Compartir en Twiiter ¿Futuro retro?

En las últimas semanas, y en diferentes latitudes, noté que se escribía sobre lo que está sucediendo en el mundo de la música, específicamente las ventas y rotación digital.

Y hay un tema en el que coincidimos (me incluyo, porque vengo predicando desde hace tiempo ese punto) en que la música de “catálogo” o lo que muchos llaman “oldies”, está logrando mayores ventas que todo lo nuevo que se produce en el mundo.
Estadísticas y estudios revelan que a principios del 2000 ya tenía tiempo que las ventas y rotación musical la tenían dominadas las producciones nuevas; casi todo artista que salía producía hits y/o los productores ponían más atención al material de calidad y perdurable, es decir, para sobrevivir con el tiempo y tener posibilidades de convertirse en clásicos.

En el portal web Thump Vice hay gráficas que nos muestran claramente la competencia de los materiales, ahora puestos en un amplio menú de consumo, y a esto también le sumamos los portales que te dan pauta para reproducir música sin costo como Spotify, creadores de estadísticas y números reales, en donde encontramos algo, que más que ser alarmante, es hasta cierto punto… resultado inevitable de la falta de calidad actual.

Pregunto: ¿cuántos temas actuales tienen la calidad como para dentro de 10 años voltear y decir “este tema del 2016 es un clásico?” Esto también lo hemos notado en las costumbres de consumo; personalmente lo he visto con la tremenda fuerza que está tomando el estilo disco, funk, y high energy, con los temas que hicieron bailar a los abuelos de muchos y papás de todos (bueno, casi todos). Y ¿qué decir del rock? Lo mismo, el consumo actual, tanto de adultos contemporáneos como de las nuevas generaciones, están con atención total a los grandes clásicos desde los 60 hasta finales del siglo 20.

Otra señal es el regreso aplastante del disco de vinil, y con esto, las tornamesas, pues empiezan a abundar tiendas con el material en muchas partes, presentando lo antiguo en nuevas ediciones y todo lo nuevo, que muchos piensan sólo existe en descarga digital o CD, y que para sorpresa de muchos están en vinil.

La textura y sonido análogo está nuevamente enamorando a todos aquellos puristas que amaban el sonido del polvo en los discos en donde además, la calidez de lo análogo le daba ese toque de imperfección, todo lo contrario en la música digital, que llega a un grado de perfección inmejorable.

Es momento de poner atención en el pasado pues tengo plena certeza que será un futuro retro. 

Groove on!!!  

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios