20 de Noviembre de 2018

Opinión

¿Gas barato para la CFE? Pásele, pásele…

Para no perderse la gran oportunidad del gas barato, la CFE puso en marcha la construcción de un gasoducto de Tucson a Mazatlán.

Compartir en Facebook ¿Gas barato para la CFE? Pásele, pásele…Compartir en Twiiter ¿Gas barato para la CFE? Pásele, pásele…

No son pocos los que están frotándose las manos por los precios estadunidenses del gas shale. El sur de Estados Unidos está produciendo el gas más barato del planeta: 4.56 dólares por cada millón de BTU (la medida calórica es british thermal unit y un millón de BTU equivale a 27.8 m3 de gas). México hoy lo está importando a 18.50 dólares en promedio. 

“Con el gas a estos precios podemos tener ahorros en nuestras plantas de generación de hasta 75%”, me explicaba Francisco Rojas, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). 

La cita con el funcionario fue en el ultraprotegido Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), algo así como el bunker ultratecnológico donde la CFE gestiona y controla la energía eléctrica para todo el país. 

Para no perderse la gran oportunidad del gas barato, la comisión puso en marcha la construcción de un gasoducto de Tucson a Mazatlán, una obra de más de 2 mil kilómetros que se termina en un año más y que ha demandado una inversión de 2 mil 141 millones de dólares (mdd). 

Eso sí, la CFE no pone un solo peso: todos los fondos son privados y la Comisión firma solo un contrato por el transporte del gas. 

El gasoducto está dividido en cuatro tramos y las empresas que ganaron esta licitación para la construcción y puesta en marcha fueron Sempra Energy, y Transportadora de Gas Natural del Noroeste (TransCanada).

En total este gasoducto va a permitir transportar unos mil 606 millones de pies cúbicos de gas al día. El gas gringo servirá para la generación de energía en las plantas de la CFE en Puerto Libertad y en Guaymas. 

“Tenemos un plan agresivo para construir más gasoductos y llevar este gas de Estados Unidos al sureste del país, un área que tienen poco crecimiento industrial, porque precisamente tiene poco desarrollo energético”, explica Rojas. 

Mientras Pemex hizo marchas y contramarchas con su famoso gasoducto de Los Ramones (en los mismos rumbos y con el mismo fin de tener gas a precio de ganga), la CFE le ganó por velocidad y no solo transportará gas para sus centrales, sino también para la propia Pemex. “Aún no está determinado qué porcentaje le llevaremos a Pemex, pero está contemplado este apoyo”, agregó Rojas. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios