24 de Octubre de 2018

Opinión

'Geo sabía hacer casas pero no dinero'

Orlando Loera participó como acreedor en la renegociación de deudas de más de 100 empresas, pero GEO es la primera (y última) en la que juega como deudor.

Compartir en Facebook 'Geo sabía hacer casas pero no dinero'Compartir en Twiiter 'Geo sabía hacer casas pero no dinero'

La frase es de Orlando Loera, el director de reestructura financiera de GEO. Después de la columna del martes, tuve una charla con él para que me contara el ‘tras bambalinas’ del concurso mercantil de la mayor desarrolladora de viviendas de México.

Hace meses la familia Orvañanos lo contrató para que los ayudara a buscar una alternativa ante la peor crisis de la empresa. “Lo primero que hice al llegar fue enfocarme en conseguir el apoyo de los bancos mexicanos, porque ellos iban a ser quienes nos ayudarían a fondear nuevamente los proyectos”. En stand by desde 2013 hay 25 obras en diferentes partes del país. Conseguido el visto bueno de los cinco grandes bancos acreedores, lo siguiente fue lograr el apoyo de los tenedores de bonos en dólares que sumaban unos 750 mdd.

Pero no solo se trató de comprar ‘voluntades’ con los acreedores, sino también tiempo. “Nos hubiera encantado tener el concurso antes, pero nos anticiparon que la nueva ley de concurso mercantil traía ventajas muy importantes”, expresó el ex directivo de Bank of America. La nueva ley (enero 2014) les permitió consolidar a las 16 empresas en un solo concurso con un solo juez y con un solo conciliador; además contempla que la empresa en concurso pueda pedir créditos a los mismos bancos para poder seguir operando.

Ahora comienza una tarea intensa para volverse más eficientes y con cálculos milimétricos sobre la rentabilidad y viabilidad de cada proyecto.

Uno de los datos relevantes es que 88% de los terrenos que tiene GEO concuerdan con las nuevas reglas que ha impuesto el gobierno a las constructoras. “Todos están muy próximos o dentro de una ciudad, esto nos facilitara también acceder a fondeo y subsidios del Infonavit”, abundó el banquero. La promesa es que su cargo dure hasta que la empresa salga de concurso, algo que calculan ocurrirá en octubre próximo. “Luego me voy, ahora si a la playa”.

Orlando Loera, en sus 35 años en el sector financiero, participó como acreedor en la renegociación de deudas de más de 100 empresas, pero GEO es la primera (y última) en la que juega como deudor. “Es mucho más complicado del lado de la empresa, porque es muy difícil deber no negar, pagar no poder. Es muy angustioso estar de este lado. Aprendí que no es tan fácil pagar cuando no hay dinero”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios