23 de Septiembre de 2018

Opinión

Gladiadores para 2018

Carlos Joaquín González demolió con marro al partido invencible del que tuvo que desprenderse: el PRI, aprovechando cada error y manotazo visceral de sus infantiles adversarios...

Compartir en Facebook Gladiadores para 2018Compartir en Twiiter Gladiadores para 2018

Carlos Joaquín González demolió con marro al partido invencible del que tuvo que desprenderse: el PRI, aprovechando cada error y manotazo visceral de sus infantiles adversarios. Eso ya es historia reciente para ser repasada sin dejar de sorprenderse, pero la lección más significativa es el poderío de figuras que no dependen de un partido o coalición para imponerse, aunque tales institutos no dejan de ser útiles en la trayectoria de todo gladiador.

El vigor de un Carlos Joaquín remolcó a los demás candidatos que se impusieron en presidencias municipales y diputaciones, todos reforzados por fuertes dosis de coraje masivo contra aquellos priistas que reventaron de gula, provocando la caída de un partido hasta entonces invicto que fue linchado en las urnas por la muchedumbre.

El próximo choque electoral de 2018 brota en el horizonte de nuestros políticos que se dedican a tales pasatiempos de tiempo completo, aunque los alcaldes tienen el camino de la reelección, más a la mano para quienes hagan un trabajo a la altura de las exigencias.

El alcalde capitalino Luis Torres Llanes acaricia la idea de ser candidato al Senado o a la diputación federal, aunque quizá tenga que permanecer firme en el Ayuntamiento, con todo a su favor porque los priistas siguen desorganizados y con su moral en el lodo.

En el gabinete de Carlos Joaquín el más reconocido es el ex alcalde perredista de Cancún, Julián Ricalde Magaña (Secretario de Desarrollo Social e Indígena), quien tiene un posicionamiento envidiado por ciertos funcionarios anónimos que se han enclaustrado en sus dependencias, salpicados por escándalos detonados en redes sociales.

No hay que perder de vista a Miguel Ramón Martín Azueta, ex alcalde de Solidaridad que se comprometió en cuerpo y alma con el proyecto de Carlos Joaquín, una decisión de carácter habitual en el jefe de la Oficina del Ejecutivo que hace precisamente 12 años apoyó con todo al senador chetumaleño Eduardo Ovando Martínez cuando le disputó la candidatura gubernamental al triunfante Félix González Canto.

El PAN no tiene una sola figura digna de mención en el plano competitivo, a menos que recuperen a su ex dirigente estatal chetumaleño José Hadad Estéfano, quien se apartó del PAN cuando se le cerró el camino a la diputación federal pluri.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios