11 de Diciembre de 2017

Opinión

Golpe de timón

El Presidente reconoce tácitamente que el barco no navega con mar en calma, de ahí su decálogo para salir de la crisis que enfrenta el Gobierno Federal.

Compartir en Facebook Golpe de timónCompartir en Twiiter Golpe de timón

Las diez medidas para mejorar la Seguridad, la Justicia y el Estado de Derecho en México anunciadas ayer por el Gobierno de la República pueden entenderse como un golpe de timón, expresión marinera que significa dar a la nave un viraje brusco de dirección para cambiar de rumbo, lo que en política equivale a un giro importante en la conducción del Estado o de cualquier otra institución.
 
Con ello se reconoce tácitamente que el barco no navega con mar en calma, de ahí que se ordene un nuevo derrotero para salir de la crisis de inseguridad que amenaza con desestabilizar la economía y otros rubros. El propio secretario de Gobernación lo reconoció así hace unos días: "se tiene que modificar lo que no está caminando bien, y se tienen que tomar decisiones que modifiquen completamente este escenario (…) donde hay debilidad del Estado mexicano”.
 
Por supuesto que esto no significa que estemos ante un Estado fallido, pero al menos en seguridad es un hecho que no hay rumbo. Y es que el presidente Peña Nieto no ha podido regresar a sus cuarteles a los militares, que siguen siendo necesarios en las calles. También es cierto que la Gendarmería Nacional nació sin sustento ni objetivos claros y por eso quedó subordinada a la Policía Federal y con solo cinco mil elementos, el 50 por ciento del plan original.

Ahora, en su decálogo, Peña Nieto le apuesta al mando único con elementos confiables, profesionales y capaces en cada entidad para intentar arrebatar al crimen sus cotos de poder de la hebra más delgada de los cuerpos policiales: los municipales.

Urge aplicar el esquema porque informaciones recientes señalan que el territorio de los cárteles ha rebasado a los estados del centro y occidente y se ha extendido a Baja California Sur.

El Gobierno convoca a los tres poderes, partidos, gobiernos de los tres niveles y a la sociedad a sumarse a este nuevo esfuerzo, con énfasis en seguridad, para enderezar el rumbo. Démosle un voto de confianza, el país, nosotros lo necesitamos porque estamos a bordo del mismo barco.

Anexo "1"

Zonas especiales

El Presidente de la República también reconoció que los hechos de Iguala tienen un importante componente social y económico, por lo que anunció una estrategia de desarrollo integral para reducir la pobreza, la marginación y la desigualdad en Chiapas, Guerrero y Oaxaca.

Entre los principales elementos de esta estrategia, destaca la creación, por primera vez en el país, de tres Zonas Económicas Especiales: el Corredor Industrial Inter-Oceánico, en el Istmo de Tehuantepec; Puerto Chiapas; y los municipios colindantes al Puerto Lázaro Cárdenas, tanto de Guerrero, como de Michoacán. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios