19 de Septiembre de 2018

Opinión

Grilla es grilla

La “grillita” es la que predomina en las acciones de los conjuntos: Leones, Ayuntamiento y Gobierno.

Compartir en Facebook Grilla es grillaCompartir en Twiiter Grilla es grilla

La “grilla” es la “grilla”, aquí y en la gran China, la actual social-capitalista, no la que comandó Mao Tse Tung hace muchas décadas.

Vienen a colación dos temitas, aparentemente sin relación alguna. Pero no, sí guardan una vinculación cuando se habla de la política interna, no más otra cosa que la “grilla”.

En primera instancia, está la debacle de los Leones de Yucatán. Hace algunas semanas comenté, en este mismo espacio, que la escuadra melenuda marchaba a todas margaritas. Casi todas sus partes le funcionaban: bateo, pitcheo y una defensa medio endeble, pero que empezaba su recuperación. Ahora, los leoncitos no sacan ni las garras, quizá porque están más dedicadas a rasgar la estructura interna del equipo.

En segundo aspecto, el pleito –amablemente, discrepancias- que se avecina entre el Ayuntamiento de Mérida y el Gobierno del Estado por el apoyo y rescate de las zonas marginadas en el sur de la capital yucateca. La llamada “Cruzada contra el Hambre” o algo así, implementada por el Ejecutivo Federal, tocará a las 47 comisarías de Mérida y decenas de colonias pobres, cuya población es, todavía, “más paupérrima”, además de la población maya de Tahdziú, una de las más miserables en el país.

Pero como la Comuna que preside el panucho Renán Barrera Concha no quiere quedarse atrás, pues también inaugura obras de impacto social en el sur profundo y, recientemente, el alcalde exentó del pago del servicio de recolección de basura a decenas de familias.

Para nadie es un secreto que el botín será, en un futuro no lejano, captar el voto de los más desprotegidos. Es lógico: el PRI quiere que Mérida retorne a sus manos, mientras que el PAN no quiere volver a dejar ir su bastión, el que controló durante 20 años, antes del surgimiento de Angélica Araujo Lara y sus huestes, pero con tristes y lamentables resultados.

Y, así como nada, ambos temas están relacionados porque la “grillita” es la que predomina en las acciones de los conjuntos: Leones, Ayuntamiento y Gobierno.

PRIMERA CAIDA.- Es indudable que en el interior de los Leones de Yucatán la división entre jugadores y directiva es patente. Cómo es posible que después de anunciar con bombo y platillo a Daniel Fernández como su máximo entrenador, en menos de dos meses fuera botado como “chacha”: con desprecio y casi sin liquidación económica.

De un gran inicio a un pésimo despertar. El equipo juega a nada. Carece de bateo oportuno, comete errores por doquier y sus lanzadores empiezan a contagiarse de los problemas que, con seguridad, cometen varios de sus compañeros y que la directiva no quiere o no puede frenar. Pura “grilla”.

SEGUNDA CAIDA.- El ayuntamiento de Renán y el gobierno de Rolando se trenzarán en dimes y diretes conforme se acerquen los programas de apoyo para rescatar al sur profundo. Los votos, al fin y al cabo, son un manjar apetitoso. De aquí y hasta el 2015 habrá show. Ojalá que los pobres salgan ganando con obras y acciones.

TERCERA CAIDA.- ¿Acaso, lectores, creían que la ‘grilla’ se había esfumado?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios