24 de Septiembre de 2018

Opinión

Guerrita sucia

Renán Barrera Concha para denunció ante la opinión pública que las autoridades gubernamentales lo perjudican con cuestiones legaloides y tribunales.

Compartir en Facebook Guerrita suciaCompartir en Twiiter Guerrita sucia

A escasos 12 ó 13 días de las elecciones intermedias en Yucatán, donde estarán en juego 106 alcaldías -105 rurales- y la llamada “joya de la corona”, o sea, Mérida, 25 diputaciones locales y cinco curules federales, el panorama todavía es incierto, pero con su toquecito de “guerra sucia” entre los principales partidos contendientes: PRI y PAN.

Y en todo este embrollo también entró a escena el alcalde de Mérida, Renán “Reni” Barrera Concha, para denunciar ante la opinión pública que las autoridades gubernamentales -y cita por su nombre al mandatario Rolando Zapata Bello- lo andan perjudicando con cuestiones legaloides y tribunales “vendidos al mejor postor” para cobrarle una buena lana, casi 28 millones de morlacos, que el Ayuntamiento adeuda a 13 particulares desde hace varios ayeres.

“Reni” demandó a la sociedad meridana “defender a Mérida” de los embates gubernamentales que, al final, son cuestiones electorales para influir negativamente en el voto ciudadano para los candidatos del Partido Acción Nacional, principalmente sobre el abanderado a la Comuna, Mauricio Vila Dosal. Hasta el momento pocos se han pronunciado sobre el pregón de auxilio del primer edil, al cual se le nota bastante desesperado. Bueno, el que nada debe nada teme, ¿o no?

Pero la situación no se detiene con las exhalaciones de Barrera Concha. Empezaron a circular supuestas encuestas y sondeos de opinión a favor de Nerio y de Mauricio. En una primera encuesta, el priista se fue a la cabeza con la peculiaridad de que Ana Rosa Payán Cervera, ex alcaldesa meridana por el “panucho” –en dos ocasiones- y ahora bajo la “marea naranja” del Partido Movimiento Ciudadano, supuestamente se ubicó en segundo sitio dejando a Vila en tercera posición y al perredista-petista, Carlos Carvajal Borges, en cuarto puesto.

De la abanderada del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Hilda Aké y Hoil, muy poco se puede decir. Pasó de noche en las campañas electorales y es muy probable que su partido pierda el registro en Yucatán, el cual recientemente obtuvo a nivel nacional.

Posteriormente, el PAN respondió al PRI con un sondeo de opinión en donde Mauricio Vila iba punteando con Nerio de segundo lugar y Ana Rosa en tercero, pero muy por debajo de los dos ya citados. Y de pronto, surgen discrepancias en el PAN con un préstamo de 2.5 millones de pesos para acabar las campañas de los candidatos y el “sorpresivo” apoyo de la diputada local Mary Yoli Valencia hacia Ana Rosa, punzando problemas internos, graves, en el seno del panismo yucateco.

PRIMERA CAIDA.- Al menos al interior del PRI, de haber problemas, los verdaderos mandamases (no Carlos Pavón Flores) saben cómo ocultarlos. Lo de las despensas es el rollo de cada elección y, por lo general, nunca hay pruebas concretas.

SEGUNDA CAIDA.- Los líos en el PAN pueden afectar la campaña de Vila y reflejarse en la votación.

TERCERA CAIDA.- El PAN está ahora muy chuchul. ¿Qué le pasó a aquella otrora tenaz oposición?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios