19 de Septiembre de 2018

Opinión

Habemus candidato

¿Humo blanco o negro? El color tiene un significado especial dentro del jolgorio político...

Compartir en Facebook Habemus candidatoCompartir en Twiiter Habemus candidato

¿Humo blanco o negro? El color tiene un significado especial dentro del jolgorio político ahora que la silla gubernamental esta próxima a sucederse.

Si el color del humo es negro, significa que aún no se ha elegido al próximo jefe político del estado y por el contrario como es este el caso, el color blanco es sinónimo de selección.

Se le conoce como ‘fumatas’ al humo que anuncia la selección y se logra su color gracias a la quema de las papeletas.

El color negro es naturalmente producido al quemarse el papel y para poder hacer que sea blanco, se queman las papeletas con paja húmeda.

En algunas ocasiones y dependiendo de la temperatura política, los seguidores no pueden distinguir el color y es por ello que al elegir al candidato, se acompaña con el repique de las campanas y el reconocimiento de todos los grupos políticos es decir el candidato de unidad.

Más tarde, un cardenal de color saldrá al balcón de la Basílica chetumaleña y gritara “Habemus Candidato”.

Esto no significa que se sepa de inmediato quién es el elegido. Podrían pasar varios días para hacer su vestimenta y anunciar su nombre al público.

La fumata blanca significara que hubo una votación exitosa y que hay candidato. 

El Partido Revolucionario Institucional está en la tesitura de llegar a su proceso interno con candidato de “unidad” en el caso del estado de Quintana Roo, el Comité Ejecutivo Nacional del PRI consiguió reunir a la y a los aspirantes para firmar el “acuerdo de unidad”.

Firmar el “acuerdo de unidad” garantizara la unidad para la sucesión tricolor, Todo depende de la habilidad política del Gobernador y de Manlio Fabio para juntar, conciliar y acordar quien será el candidato a la gubernatura.

El PRI no fracasara en conseguir candidato de unidad, el priismo Quintanarroense tendrá a su candidato sin ningún problema.

Ahora que si desde un principio la candidatura fuese de unidad, la Convención solo cumplirá la función de dar formalidad, legalidad, al proceso interno. 

Cuando en el proceso interno compiten dos o más cuadros, el PRI tiene como experiencia el desgaste y la dificultad de cerrar las heridas; salvo cuando la competencia interna es solo para efectos de hacer posible la precampaña sin restricciones legales de quien ha recibido la bendición de la cúpula priista.

Por tanto, es previsible la candidatura de “unidad”. Y en ese caso, el jefe político del priismo tendrá la última palabra. 

De un momento a otro, no pasa de esta semana saldrá humo blanco. Y se conocerá quién: Mauricio Góngora o José Luis Toledo, será candidato de unidad a gobernador. La semana próxima se estaría registrando a la usanza tricolor, acompañado por todos los sectores, organizaciones y las fuerzas vivas del partido.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios