18 de Septiembre de 2018

Opinión

Hay Parque

El Parque Científico y Tecnológico, tal vez la más importante, para impulsar el desarrollo económico de nuestro Estado,

Compartir en Facebook Hay ParqueCompartir en Twiiter Hay Parque

El jueves pasado el presidente Enrique Peña Nieto inauguró formalmente, pues lleva ya algún  tiempo funcionando, el Parque Científico y Tecnológico de Yucatán, y expuso que su gobierno le apuesta a la inversión para la investigación científica y el desarrollo tecnológico, que en lo que va de su mandato se ha incrementado en un 30%, habiendo rebasado los 238 mil millones de pesos, pasando a representar del 0.43 %, en 2012, al 0.60% del PIB, hoy.

Y aunque estamos todavía lejos de la meta si nos comparamos con los países desarrollados, la brecha se ha ido acortando, pues nos ubicamos ahora en el lugar 57, en materia de Propiedad Intelectual, luego de mejorar 22 posiciones.

Lo destacable es que se haya instalado en Yucatán, para ubicarnos a la vanguardia de la materia en el sureste  del país, gracias al perseverante empeño y al inquebrantable entusiasmo del gobernador Rolando Zapata Bello.

Porque se trata de una inversión inteligente, dado que generalmente los gobernantes, sintiéndose acosados por la  exigüidad presupuestal,  optan por destinar todos sus recursos a la atención de los problemas coyunturales, que puedan brindarle rendimientos político-electorales en el breve término de su mandato, dejando la solución de los problemas centrales a las siguientes generaciones.

Es en doble sentido una inversión a futuro porque si bien sus frutos no podrán cosecharse a corto plazo, resulta un gasto necesario para garantizar un mejor futuro para la sociedad al generar, en este caso, las condiciones para atraer las inversiones necesarias para la instalación aquí de nuevas y cada vez más sofisticadas empresas.

Lo que además de incrementar la producción y la productividad regional, resulta un factor primordial para suministrar a los habitantes del Estado empleos mejor pagados, atacando así de manera frontal uno de los problemas sustanciales de los trabajadores yucatecos.

Porque a partir de la llamada “revolución industrial” y más recientemente con el desarrollo de la cibernética, para todos está claro que el desarrollo autógeno del conocimiento y su aplicación técnica, continua, en los procesos productivos, resulta fundamental para otorgarle viabilidad económica a un país, ya que de esta manera se dejan de pagar los excesivos costos del atraso tecnológico.

También hay que festejar que Rolando Zapata no haya manifestado reticencia alguna para dar continuidad a un proyecto que se originó en el mandato de Ivonne Ortega Pacheco, contra la costumbre de los políticos que buscan romper con su antecesor, lo que nos permite aprovechar la sinergia de las buenas ideas.

Lo más importante, en mi opinión, es que el Parque Científico y Tecnológico no es un hecho aislado, ya que puede verse como una pieza, tal vez la más importante -los institutos de educación superior son otra-, para impulsar el desarrollo económico de nuestro Estado, cuya primicia puede verse en la inversión que la empresa Modelo está llevando al cabo aquí.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios