21 de Septiembre de 2018

Opinión

Hay Presidente

El mensaje es inequívoco: no habrá poder fáctico que dispute la determinación presidencial.

Compartir en Facebook Hay PresidenteCompartir en Twiiter Hay Presidente

La detención de la lideresa moral del SNTE es el punto de inflexión de la presidencia de Peña Nieto; de aquí en delante las cosas cambian; nadie podrá llamarse a la sorpresa en el compromiso de hacer realidad las reformas que el país demanda. El mensaje es inequívoco: no habrá poder fáctico que dispute la determinación presidencial.

El Presidente no está solo, cuenta con el respaldo de la pluralidad integrada en el Pacto por México: recuperar al Estado es el mandato. El domingo el movimiento obrero se sumó al consenso de las fuerzas políticas con el Presidente. El encuentro de los tres grandes partidos ha transformado la política nacional. La fragmentación y el divisionismo han quedado atrás, como también el enfrentamiento entre el gobierno y la oposición.

El acuerdo hace que los políticos de todos los partidos se descubran a sí mismos en sus capacidades para recuperar la política y mantener a raya a los poderes fácticos. Correspondió al dirigente del PAN, en su condición de presidente del consejo rector del Pacto por México, dar claridad a la voluntad de continuar con las reformas; el líder opositor lo hizo frente al Presidente, el gabinete, los dirigentes de los partidos y los presidentes de las cámaras del Congreso.

El Presidente está arropado por la pluralidad y se llegará tan lejos como las fuerzas políticas estén dispuestas. Además del aprecio a la pluralidad, es importante que el presidente Peña acredite, como lo hiciera desde la campaña, tolerancia al que disiente y respeto a la libertad de expresión. Firmeza no riñe con moderación y cautela.

La reforma de las telecomunicaciones es próxima. Aunque hay temas de controversia, son muchas las coincidencias y es muy probable que se tenga una propuesta consensuada y con cambios sustantivos, como aconteció en la reforma de educación. Las resistencias serán inútiles y solo servirán, como ha sucedido con la de la cúpula del gremio educativo, para dar mayor credibilidad a las decisiones, más unidad a la pluralidad reformadora y más confianza al gobierno de Enrique Peña Nieto.

Twitter: @berrueto

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios