18 de Agosto de 2018

Opinión

Hay un mundo a tu alrededor

Creo que muchas veces he hablado de los teléfonos celulares. De verdad esta tecnología no la sabemos usar realmente...

Compartir en Facebook Hay un mundo a tu alrededorCompartir en Twiiter Hay un mundo a tu alrededor

Creo que muchas veces he hablado de los teléfonos celulares. De verdad esta tecnología no la sabemos usar realmente y no la utilizamos como deberíamos, pues nos ha alejado de la realidad. Es como cuando vemos un lago secándose o lleno de basura y seguimos contaminando sin creer que ¡es verdad lo que está pasando!

Es tan triste ver familias enteras, parejas, mamás con sus niños, todos caminando o haciendo cada uno, una cosa diferente por estar pendientes del teléfono, por cualquier razón, por un juego, por los mensajes, por las redes sociales. Cada vez hay un mundo más grande ahí dentro en lugar de la gran vida que tenemos alrededor nuestro, y de verdad no nos estamos dando cuenta de todo lo que estamos perdiendo, momentos que no volverán, además de lastimar no sólo nuestra vista, el teléfono nos ha venido, no a suplir, si no a poner en su lugar (que no es lo mismo) a personas, a obligaciones, a verdaderamente cosas importantes para olvidarnos del mundo entero, ¡literalmente!

Se nos ha olvidado hasta pensar, ya no tenemos que forzarnos en recordar nada porque todo lo tenemos con sólo presionar un botón; ¡¿cuántas personas hay que ya no memorizan ni un número de teléfono?!... Creo que deberíamos pensar un poquitito más en lo que estamos haciendo, ya no hay el más mínimo de respeto por la hora de marcar a un celular, o mandar un mensaje, puede todo el día estar sonando las alertas incluso toda la noche, se ha vuelto tan personal que no nos interesan los demás; si interrumpimos una conversación, un sueño, una junta, cualquier asunto que esté haciendo la otra persona, pero lo hemos permitido, como no se acepta que el hecho de tener el teléfono siempre con uno no contestemos las llamadas si a la primera no nos contestan podemos insistir tres o cuatro veces ¡porque nos tienen que contestar!

Si lo ocupáramos para lo que realmente debería servirnos, en lugar de cambiar nuestra vida real, por un aparato que ni siquiera capta muchas veces en una fotografía a lo que nuestros ojos pueden ver, yo he visto atardeceres maravillosos que no capta la cámara de un teléfono celular, hay quien pierde su teléfono y ¡siente que pierde la vida!, y no precisamente por el costo del aparato, sino porque literal parece que tienen su vida escrita ahí, como los japoneses dejan sus zapatos a la entrada de su casa para no maltratar el piso, debería existir la regla de dejar los teléfonos celulares a un lado, y estar enterados y convivir más con los nuestros.

No es casualidad que los niños y jóvenes no sean como los de antes, es que estas generaciones están quedándose a un lado, sin atención, y nos es por falta de tiempo, es por falta de interés, porque hemos perdido hasta la concentración en una buena conversación, aprendamos a utilizar la tecnología para lo que fue diseñada, para facilitarnos la vida, pero solitos la complicamos actuando como robots, y luego nos preguntamos… ¿por qué?

Qué triste que para captar la atención de alguien tengamos que hablarle a través de un celular, ya que estar presente muchas veces no sirve de nada.

Alerta mira hacia el frente, a los lados, ¡hay un mundo a tu alrededor! si tienes algún tema para sugerir puedes escribirme a [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios