24 de Septiembre de 2018

Opinión

Hay una vacante de lujo

El Congreso local lanzó la convocatoria para elegir al presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo, elección que se basará, se ha dicho, en la consulta pública.

Compartir en Facebook Hay una vacante de lujoCompartir en Twiiter Hay una vacante de lujo

El Congreso local lanzó la convocatoria para elegir al presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo, elección que se basará, se ha dicho, en la consulta pública.

La invitación es para los grupos parlamentarios representados en la XIV Legislatura y las organizaciones de la sociedad civil de Quintana Roo, que deberán presentar una propuesta al cargo de presidente de la Cdheqroo. 

El nuevo titular de la Comisión de Derechos Humanos, será electo por el voto de las dos terceras partes de los miembros de la Legislatura y que se encuentren presentes el día de la votación.

Entre los requisitos que marca la convocatoria destaca el ser ciudadano mexicano por nacimiento en pleno ejercicio de sus derechos políticos y civiles; tener una residencia en la entidad no menor de cinco años anteriores al día de su designación.

Se pide también gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito intencional que amerite pena corporal de más de un año de prisión; título y cédula profesional de nivel licenciatura, preferentemente de Licenciado en Derecho.

De acuerdo con la convocatoria, el plazo para la recepción de propuestas será de cinco días naturales siguientes a la publicación de la convocatoria y, una vez vencido las propuestas se turnarán a la Comisión de Derechos Humanos que preside el diputado Sergio Bolio Rosado para su revisión.

Esto quiere decir que todos los aspirantes a dicho cargo deben preparar la documentación y presentarla en los cinco días correspondientes a la publicación de la convocatoria. 

Por lo que se refiere a la consulta pública para dicha elección, esta se fundamenta en el artículo 17, fracción I de la Ley de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo; y en el artículo 94 de la Constitución Política de Quintana Roo.

Por otro lado y en temas relacionados con el municipio capitalino, en esta semana está previsto se apruebe la convocatoria, en Cabildo, para licitar el servicio de transporte urbano, esto luego de casi dos años que la ciudad de Chetumal no se cuenta con un servicio en forma.

Pero de dicha convocatoria está muy pendiente el regidor Israel Hernández Radilla, coordinador de la bancada, quien ha dicho que se encargará de verificar que todo se realice de manera transparente y tengan oportunidad de participar las empresas locales.

En ese sentido cabe mencionar que hasta el momento se habla de una empresa interesada en brindar el servicio de transporte urbano, originaria de Morelia Michoacán, donde se habla de inversión millonaria.

Sin embargo, el regidor priísta considera que lo mejor sería que fuera una empresa local, chetumaleña, la cual prestara el servicio porque de haber fallas “los tendríamos a la mano”, dijo.

Pero además mencionó que en campaña el presidente municipal Eduardo Espinosa marcó como prioridad el impulsar la inversión chetumaleña.

En esta semana también se iniciará con el reforzamiento de la obra inconclusa ubicada en el estacionamiento del palacio municipal de Othón P. Blanco, la cual en un primer momento se habló de demolerla en su totalidad.

Ahora se ha dicho que se reforzará la estructura, trabajo que correrá a cuenta de los ex funcionarios y la empresa Chivosa, S.A. de C.V. Ya una vez reforzada la estructura, se continuará con los acabados, dado que ahora está en obra negra.

Pero el tema no concluye allí, dado que hay una investigación que lleva al cabo la Procuraduría General de la República (PGR), por un documento apócrifo supuestamente emitido por el Instituto Tecnológico de Chetumal (Itch), en el cual se recomendaba la demolición de la obra.

Las autoridades del Itch desconocieron dicho documento y procedieron a la demanda correspondiente, investigación que realiza la PGR y se espera conocer en las próximas semanas a los responsables de falsificar el estudio donde se aconsejaba derrumbar la obra que, hasta ahora, ha costado un poco más de dos millones de pesos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios