21 de Julio de 2018

Opinión

Herminio Blanco en un mundo pesimista

Herminio Blanco tiene dos retos: convencer a la comunidad internacional de que la fórmula que proviene de México es la adecuada y despuntar entre los otros candidatos de países emergentes.

Compartir en Facebook Herminio Blanco en un mundo pesimistaCompartir en Twiiter Herminio Blanco en un mundo pesimista

El reporte de comercio mundial liberado ayer en Ginebra por la Organización Mundial del Comercio refleja los grandes retos de las economías desarrolladas para hacer del comercio la palanca definitiva de crecimiento, y presiona a Herminio Blanco —el candidato de México para liderar esa organización—, a aplicar un sprint final en su aspiración por convertirse en el sucesor de Pascal Lamy.

En el mundo hay una especie de guerra comercial caracterizada por bancos centrales que estimulan artificialmente sus economías (como el Banco de Japón, que duplicará la base monetaria en dos años). Hay una peculiar simbiosis entre esos institutos centrales y los gobiernos nacionales. Un ejemplo de ello es la alta presión que tiene el banco central de Brasil para elevar las tasas de interés, cosa que la presidenta Dilma Rousseff no quiere que ocurra porque dañaría su posición competitiva. No obstante, la inflación ahí ya rebasó el 6.5 %.

Dijo la OMC que la “caída en el crecimiento dentro de la Unión Europea influenció fuertemente el comercio en 2012 debido al enorme peso que tiene Europa en el comercio mundial total”. El organismo reportó que el año pasado el comercio global solo creció 2.0%, y que este año crecerá 3.3 por ciento, muy por debajo del promedio de los últimos veinte años, que fue de 5.3 por ciento.

Herminio Blanco tiene dos retos entonces: convencer a la comunidad internacional de que la fórmula que proviene de México es la adecuada: tomar el trago amargo en algunas industrias locales sirve si al mismo tiempo se fortalecen algunos sectores (en México, claramente, el sector manufacturero de exportación se benefició ampliamente con el TLCAN). El otro es despuntar entre los otros candidatos de países emergentes subiéndose a la ola de optimismo que hay sobre México.

Los países del mundo están operando en un modo de “enconchamiento”. Pascal Lamy señaló flamígero: “Los países tienen que reenfocar su atención en reforzar el sistema comercial multilateral para prevenir una etapa autodestructiva de nacionalismo económico. El comercio puede convertirse de nueva cuenta en un motor de crecimiento (…) El camino está frente a nosotros, solo nos falta encontrar la voluntad”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios