26 de Septiembre de 2018

Opinión

Hooligans contra navales

Nuestra experiencia nos dice que es muy difícil que los marinos del buque escuela hayan provocado el artero y cobarde ataque en la playa de Gdynia.

Compartir en Facebook Hooligans contra navalesCompartir en Twiiter Hooligans contra navales

La agresión a marinos del buque velero “Cuauhtémoc” en una playa de la ciudad polaca de  Gdynia, el pasado domingo, generó reacciones encontradas en México y en Polonia. Aquí, algunos se indignaron y otros hasta culparon a los navales del incidente. En el país europeo, las autoridades lamentaron el suceso, ofrecieron disculpas y prometieron castigo a los ‘hooligans’.

Algunos medios nacionales “compraron” la versión de que quizás los mexicanos faltaron al respeto a una joven en la playa y que eso desató la trifulca. Sin embargo, civiles polacos expresaban lo contrario, y un video difundido después desestimó el infundio. Los más extremistas hasta pedían romper relaciones con los polacos.

Por otra parte, a la reacción tardía de los actores políticos para condenar el suceso, se sumó el silencio de la Secretaría de Marina, lo que alimentó especulaciones. Quizás por discreción no se dieron a conocer los grados ni los nombres de los agredidos. El periodista Jorge A. Medellín, especialista en temas militares, dijo que entre los agredidos “hubo de todo, cadetes, clases, dos jefes... Fueron 57”.

Nuestra experiencia nos dice que es muy difícil que los marinos del buque escuela hayan provocado el artero y cobarde ataque que derivó en dos hospitalizados del lado de los mexicanos. Esto porque los cadetes están por egresar de la Heroica Escuela Naval, y ese crucero de instrucción significa el culmen de su preparación, que incluye estrictas reglas de disciplina y una rigurosa etiqueta naval, ya que son la imagen de la Armada de México en el extranjero.    

Respecto a la tripulación, ésta se integra con personal seleccionado de los cuerpos y servicios, con experiencia y, sobre todo, buena conducta civil y militar. Pocos, muy pocos han tenido la fortuna de navegar en el ‘Cuauhtémoc’ y conocer medio mundo.   

Lo cierto es que los marinos mexicanos zarparon ayer de Gdynia, como dijo su comandante, el Capitán de Navó Juan Carlos Vera Minjares: “sólo con lesiones que tardan en sanar menos de 15 días”… y, creo, con el orgullo herido.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios