20 de Mayo de 2018

Opinión

Cómo aprender a manejar (3)

Para cambiar de carril sólo necesitas doblar un poco, girar el volante suavemente hacia el carril al que te quieres mover y retomar la dirección...

Compartir en Facebook Cómo aprender a manejar (3)Compartir en Twiiter Cómo aprender a manejar (3)

Si ya vamos manejando, es muy importante haber desarrollado nuestras habilidades para utilizar las luces direccionales, indispensables para avisar que nos cambiamos de carril o que vamos a dar vuelta; el dispositivo para esto se encuentra en una palanca a la izquierda del volante y lo debemos mover hacia arriba si vamos a dar vuelta a la derecha, o hacia abajo cuando sea a la izquierda; es importante que esta información la demos con oportunidad, es decir, con la antelación suficiente, para que los demás lo tengan en cuenta. 

Dar vuelta en un automóvil es realmente fácil, si tenemos la preparación suficiente, ya que esto debe ser totalmente intuitivo. Para cambiar de carril sólo necesitas doblar un poco, girar el volante suavemente hacia el carril al que te quieres mover y retomar la dirección; en caso de ser una vuelta en esquina debemos aplicar el método de mano sobre mano y después de haberlo hecho hay que aflojar el agarre del volante, el cual volverá automáticamente a su posición para avanzar en línea recta.

Aprender a cambiar de carril es sencillo, pero nunca se debe olvidar utilizar las direccionales para que los demás conductores sepan oportunamente lo que piensas hacer, al menos dos segundos antes de comenzar a cambiar de carril, y media cuadra antes de dar vuelta. No te olvides de observar por los espejos y sobre tus hombros para verificar que no haya automóviles en tus puntos ciegos; no confíes sólo en los espejos para saber si hay o no otros vehículos.

Un aspecto muy importante al conducir es conservar siempre la distancia adecuada con los vehículos que van delante de nosotros, distancia que depende de la velocidad a la que estamos avanzando y de nuestra capacidad de reacción; siempre te debes preguntar, en caso de que el vehículo que va delante se detenga abruptamente por cualquier causa, si tendrás tiempo suficiente para reaccionar y frenar sin chocar con él; ésta es una de las mayores deficiencias de los conductores en nuestra ciudad.

Otro aspecto importante es manejar siempre a la defensiva, es decir, no debemos asumir que los demás conductores respetarán toda la normativa. Si notas una situación posiblemente peligrosa, aléjate, evítala antes de que suceda. Ya casi terminamos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios