19 de Septiembre de 2018

Opinión

Humedales y Turismo

El 2 de febrero se celebra una edición más del Día Mundial de los Humedales.

Compartir en Facebook Humedales y TurismoCompartir en Twiiter Humedales y Turismo

El 2 de febrero se celebra una edición más del Día Mundial de los Humedales. Aunque este un tema que ha cobrado interés en la última década, en especial en Quintana Roo, la protección de este ecosistema (que representa la transición entre los ambientes terrestres y acuáticos, y se caracteriza por contener ambientes inundables) no es un tema nuevo.

De hecho, este ecosistema fue uno de los primeros en ser protegido por la legislación internacional; fue en 1971, cuando un grupo de países del mundo se reunieron en la ciudad de Ramsar, Irán, para firmar el convenio de protección a los humedales, al que se le conoce como Convenio Ramsar, que compromete a los países firmantes a establecer leyes y programas para cuidar estos importantes ecosistemas.

Según datos del sitio de Ramsar, desde 1900 hemos perdido a nivel global más del 60% de este valioso recurso, conformado por pantanos, marismas, manglares, estuarios y otros ecosistemas.

La importancia de los humedales radica en varios factores: el primero, es que sirven como refugio de especies en su edad temprana y juvenil, para después salir al arrecife o a otros ecosistemas en su edad adulta; además, los humedales sirven como filtro a las aguas que vienen de los continentes a los mares y ríos, ya que la flora que hay en ellos tiene una gran capacidad de retención de materia orgánica; por otro lado, también son ecosistemas que sirven como refugio de aves locales y migratorias, y su flora ayuda a la captación de CO2 y la producción de oxígeno por medio de la fotosíntesis; y por último, uno de los servicios ambientales más importantes de los humedales es la protección costera frente a fenómenos meteorológicos.

En Quintana Roo, la protección de los humedales (representados en su mayoría por manglares) ha generado polémica entre conservacionistas y desarrolladores debido a las restricciones de construcción que hoy hay en estos importantes ecosistemas.

Sin duda se ha avanzado mucho en desarrollar buenas prácticas para su protección a través del turismo; existen construcciones en la Zona Costera que no solo han respetado en su diseño los sitios de concentración de manglares, sino que han logrado mejorar la salud de estos ecosistemas, al mismo tiempo que generan negocio a hoteles y desarrollos turísticos.

A nivel local, existen muchas iniciativas de ecoturismo que tienen su base en el avistamiento de flora y fauna asociada a los manglares, incluyendo especies de flora como árboles de manglar, orquídeas y bromelias, y de fauna como aves, cocodrilos y peces. En muchas de las Áreas Protegidas del estado, comunidades locales ofrecen recorridos de bajo impacto ambiental en lanchas, kayak o canoas, que permiten apreciar estos ecosistemas, conservar la biodiversidad que hay en ellos, y al mismo tiempo generar alternativas productivas a la población local, que se ve beneficiada directamente del aprovechamiento sustentable de estos ecosistemas.

Los humedales son un patrimonio que debemos cuidar y valorar, es necesario promover entre estudiantes, desarrolladores y tomadores de decisiones la importancia de estos ecosistemas no solo para nuestro futuro como dice la campaña del Día de los Humedales para este 2015 (Humedales para nuestro futuro), sino también para mantener el negocio turístico del que todos nos beneficiamos. Y ustedes, ¿conocen los humedales de nuestro estado?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios