In-Maduro siente pájaros en la azotea

Ayer, el inmaduro Maduro volvió a alucinar: habló de lanzar cohetes desde las barriadas de Caracas para que “nunca más en la vida una aviación enemiga” ataque Venezuela.
|

Obviamente inmaduro, pero además esquizoide, Nicolás Maduro, el que se comunica y “ve” como pájaro a su también descocado (aunque menos) predecesor, se ufanó antier del derribo de 30 aviones por la Fuerza Aérea Venezolana y, a la diplomática solicitud de explicación sobre la aeronave mexicana que apareció achicharrada, su cancillería precisó que se le obligó a aterrizar, sus ocupantes abandonaron el sitio y se “inhabilitó” el aparato.

Sofía Miselem, de AFP, hace notar que el gobierno de Venezuela informa de esos derribos de manera escueta y sin precisar matrícula, probables víctimas o tipo de cargamento. Y consigna que la directiva de una ONG (por lo visto respetable: Control Ciudadano) declaró a la agencia que “esta política no favorece la credibilidad de Venezuela en la lucha antidrogas”, por su falta de transparencia.

Ayer, el inmaduro Maduro volvió a alucinar: habló de lanzar cohetes desde las barriadas de Caracas para que “nunca más en la vida una aviación enemiga” ataque Venezuela.

Tiranuelo de atar, pues.