18 de Octubre de 2018

Opinión

Informe del Arqto. Emilio Cuevas (1932)

El auxiliar de la Dirección de Monumentos Prehispánicos, recorrió los monumentos inspeccionados por el Ing. Reygadas durante su visita en 1923.

Compartir en Facebook Informe del Arqto. Emilio Cuevas (1932)Compartir en Twiiter Informe del Arqto. Emilio Cuevas (1932)

En la primera semana de marzo de 1932 el Arqto. Emilio Cuevas, auxiliar de la Dirección de Monumentos Prehispánicos, recorrió los monumentos inspeccionados por el Ing. Reygadas durante su visita en 1923.

En Uxmal le llama la atención que el Templo del Adivino no experimentó ningún derrumbe después de 1923. De manera general describe las precarias condiciones en las que se encuentran los cuatro edificios que forman el Cuadrángulo de las Monjas.

Acerca del Palacio del Gobernador, dice que se encuentra igual que en 1923, a excepción del área restaurada por Eduardo Martínez Cantón y José Erosa Peniche en 1927 y 1928. Menciona como acertada la restauración de ese sector del edificio, sobre todo por el hecho de plomar los muros al restaurarlos, pues la mayoría de los muros que vio desplomados presentan grietas, lo que quiere decir que originalmente estos muros estaban a plomo, hecho que confirma al observar que los muros bien amarrados en algunos tramos cortos del edificio se conservan a plomo. 

  En otro caso se menciona que sectores del edificio en buen estado de conservación parecen estar desplomados, pero esta inclinación del friso es a propósito, ya que esto genera una línea de goteo, evitando que el agua se escurra sobre la decoración del edificio.

Cerca de la esquina noroeste del cuerpo central del Palacio del Gobernador, en aquel momento el friso tenía más de treinta puntales que sostenían la decoración compuesta por dos hiladas de seis paneles, con diseños de grecas con la forma de la letra “G”, y panel con fondo de celosía sobre el que se empotran cuadretes o dados que en conjunto forman una “X” en alto relieve.

La combinación de estos dos diseños en la hilada inferior es: Greca, Celosía X, Greca, Greca, Celosía X y Greca.

La hilada superior es: Greca, Greca, Greca, Celosía X, Greca, Greca. En la actualidad este mismo lugar sólo conserva el cincuenta por ciento de la decoración descrita.

En ese entonces se recomendaba restaurar este sector o renovar los puntales. También menciona que un dintel de este edificio está muy quebrado.

Otras recomendaciones fueron: desyerbar constantemente los edificios, impermeabilizar los techos, poner muestras de yeso para observar movimientos en los edificios, apuntalar provisionalmente éste y otros  edificios; también da instrucciones para que las ruinas del sur, hoy Ruta Puuc, sean inspeccionadas cuatro veces al año.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios