18 de Septiembre de 2018

Opinión

Innovación

Puede ocurrir de manera casual, o como resultado de una búsqueda.

Compartir en Facebook InnovaciónCompartir en Twiiter Innovación

Dicen los entendidos que la innovación es un componente esencial en los negocios modernos, y estoy de acuerdo con ellos, de hecho me gusta mucho aprender cosas nuevas y participar en el diseño e implementación de proyectos innovadores para mi propia empresa. 

Innovación significa renovación, mediante la proposición de una novedad técnica u organizacional en el proceso de producción, que al encontrar una aplicación exitosa e implementarse como un nuevo producto, servicio o procedimiento, se constituye en clave de la competitividad. Es la búsqueda, a través de la investigación, de nuevos conocimientos y soluciones, supone usar la curiosidad y experimentar placer por la renovación, usando la creatividad y la inteligencia.

Es común asociar el término con los inventos, sin embargo no necesariamente tiene que ocurrir una invención de algo antes inexistente; el término innovación es más amplio y se refiere también a la introducción de alguna o varias novedades a lo que ya existía. 

A lo largo del tiempo, han existido momentos en que surgen oleadas de novedades. Es probable que la existencia de ciertas condiciones sociales favorezca el surgimiento de innovaciones, esto ocurre especialmente en tiempos difíciles. 

El principal propósito de aplicar nuevas ideas, productos, conceptos, servicios y prácticas a una actividad o negocio, es el de incrementar la productividad, y una condición esencial de la innovación es su aplicación exitosa a nivel comercial. No solamente se trata de inventar algo novedoso, sino de introducirlo satisfactoriamente y con repercusión positiva en el mercado. 

La innovación puede ocurrir de manera casual, o como resultado de una búsqueda sistemática que implica mucho tiempo dedicado a la investigación y el desarrollo, actividades que comúnmente se representan en el mundo de los negocios o el académico con las siglas R&D (por research and development) y más recientemente se ha agregado la innovación, e incluso se ha castellanizado la referencia como I&D + i.

La innovación puede abarcar aspectos tecnológicos, de servicios, aplicarse a los modelos de negocio, al diseño o al ámbito de las repercusiones sociales. Quienes implementan estos cambios son los emprendedores. En economía, un innovador es un empresario creador, y se usa el término de innovación disruptiva cuando el objetivo es impactar en nuevos mercados o grupos de clientes, mediante un cambio radical de los productos.

Existen muchos ejemplos de productos innovadores, uno que llamó mi atención hace unos días, dentro de un gigantesco y transnacional supermercado, se llama “Halfpops”, que no es otra cosa que palomitas semi crujientes o “a medio reventar”, el cual probablemente surgió de observar el gusto de algunas personas por masticar los maíces que no terminaron de reventar por completo al hacer sus palomitas. 

Aunque, a pesar de mi interés y predilección por los productos innovadores, debo reconocer que ese champú que ahora se anuncia por la televisión, cuyo propósito es “aclarar la zona íntima de las niñas bien”, me parece un verdadero exceso, ¿No crees?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios