22 de Septiembre de 2018

Opinión

Inspiración o plagio a la comunidad mixe

Se desató la polémica contra la diseñadora francesa Isabel Marant por presuntamente...

Compartir en Facebook Inspiración o plagio a la comunidad mixeCompartir en Twiiter Inspiración o plagio a la comunidad mixe

Se desató la polémica contra la diseñadora francesa Isabel Marant por presuntamente haber patentado los diseños originarios de la comunidad mixe.

Resulta que desde meses pasados el tema dio de qué hablar cuando se lanzó la colección de la diseñadora, y desde entonces, negó pretender ser autora única del diseño y solicitar a autoridad alguna en París impedir que los habitantes de la comunidad mixe puedan vender sus blusas.

Lo anterior provocó un extenso debate sobre la propiedad intelectual y la apropiación cultural de la moda.

De esta forma se puede comprobar que lo que inició con una sencilla publicación en Twitter, donde la cantante oaxaqueña, Susan Harp, evidenció el parecido entre las prendas, terminó por sacar a la luz el poco criterio que se tiene al momento de informarse y solamente se dedican a consumir lo que está en frente sin cuestionar su procedencia o credibilidad.

Susana Harp, publicó en Twitter una foto en la que aparece con la banda filarmónica de mujeres Tlahui, de Santa María Tlahuitoltepec, que llevan blusas bordadas con un patrón típico de la región.

La cantante acusó que una de sus prendas de la colección primavera-verano 2015 de la línea Étoile, es muy similar. "Estaba en las Vegas con mi esposo en Neiman Marcus cuando vi el huipil. Al principio me emocioné, porque no sabía que la tienda era sólamente para ropa de diseñador y me pareció maravilloso que vendieran un diseño mixe en una tienda como esa. Cuando me acerqué vi la etiqueta y subí la foto a Twitter”.

La denuncia en Twitter resonó en medios internacionales. Con el título ¿Inspiración o plagio? The Guardian publicó que la comunidad de Tlahuitoltepec planeaba acciones legales ante las enormes similitudes del diseño de una blusa de Marant con la blusa de su traje tradicional.

El artículo de The Guardian fue retomado por Vogue, bajo el título: Isabel Marant acusada de plagio y por New York Post con su publicación ¿Isabel Marant copió diseños a indígenas mexicanos?

La diseñadora perteneciente a la compañía de ropa francesa Antiqué Vatic quiere patentar los diseños de bordado y ha iniciado un proceso legal para poder explotar el diseño mexicano de manera exclusiva.

En apoyo, se abrieron varias páginas de firmas en Change.org defendiendo a la comunidad de Santa María Tlahuiltoltepec. Una lleva el título: “Lo que es de Oaxaca en Oaxaca se queda” y lleva 13 mil 200 firmas hasta este momento.

Marant reconoció el origen del diseño. Desde la oficina de prensa de Marant se ha señalado que “la diseñadora insiste en que está abierta a reconocer el origen y la inspiración del diseño y está deseosa de acreditar a la comunidad Mixe, ya que no reclama para sí la autoría de esta túnica y sus diseños. Es más, ha añadido que en referencia al litigio con Antiquité Vatic, Marant ha dejado muy claro ante la corte de distrito de París que los diseños vienen del pueblo de Santa Maria Tlahuitoltepec. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios