20 de Noviembre de 2018

Opinión

Jaque a la Sedaru

Doblegada en dos ocasiones por campesinos de la zona maya, la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Rural...

Compartir en Facebook Jaque a la Sedaru Compartir en Twiiter Jaque a la Sedaru

Doblegada en dos ocasiones por campesinos de la zona maya, la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Rural (Sedaru) y su titular, el ex alcalde de José María Morelos, Pedro Pérez Díaz, están contra la pared por la amenaza de un grupo de ejidatarios del municipio de Bacalar que se subieron al tren de las protestas y están exigiendo el pago de daños a sus cosechas a pesar de que estos no fueron reportados en tiempo y forma.

Envalentonados por la rápida respuesta que las autoridades dieron a sus homólogos de José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto, se manifestaron en la dependencia exigiendo dinero en efectivo por sus hectáreas “siniestradas”; de lo contrario, advirtieron que estrangularán a la capital bloqueando la carretera que lleva tanto a Cancún como a Mérida.

Los campesinos son manejados por sus colmilludos dirigentes que ya conocen el caminito, por lo que la Sedaru tiene que reaccionar con destreza para desactivar el huracán en gestación. La presión es inmensa para Pedro Pérez, y las inconformidades entre los productores agrícolas y ganaderos siguen creciendo y provocan serios problemas al gobierno estatal.

La magnitud de los problemas ha obligado a la intervención del secretario de gobierno, Francisco López Mena, del jefe de la oficina del gobernador, Miguel Ramón Martín Azueta, y del propio mandatario, Carlos Joaquín González, quienes tuvieron que entrar al quite en las negociaciones en José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto para solucionar los conflictos.

Los reclamos de los campesinos de la zona maya tenían validez, pues hicieron el reporte de daños a sus cosechas desde el año pasado, cosa que no sucedió con los bacalarenses que ahora reclaman una buena cantidad de dinero, usando el chantaje como herramienta.

Pedro Pérez anticipó que no hay elementos para el reclamo del seguro en estos ejidos sureños, y ofreció a cambio apoyos en insumos, pero los campesinos reviraron su posición: efectivo o bloqueo.

El titular de la Sedaru se comprometió a dar respuesta el próximo lunes, ganando tiempo para operar con los líderes ejidales e intentar apaciguar la tensión en un problema en el que se juega el pellejo.

Nuestro sector agropecuario es muy débil, y el único cultivo exitoso es la caña de azúcar. A estas alturas conviene que los gobiernos a nivel municipal, estatal y federal hagan un alto en el camino para replantear la estrategia para rescatar al campo, tan abandonado por sus políticos y altos burócratas. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios