23 de Septiembre de 2018

Opinión

Jugando con fuego

Aferrada a defender los intereses de empresarios de Cancún, la ex senadora del Verde Ecologista, Ludivina Menchaca Castellanos, retomó la ofensiva para lograr el cambio de huso horario para Quintana Roo, a pesar de que la polémica medida fue rechazada por el grueso de la población civil desde el principio.

Compartir en Facebook Jugando con fuegoCompartir en Twiiter Jugando con fuego

 

Aferrada a defender los intereses de empresarios de Cancún, la ex senadora del Verde Ecologista, Ludivina  Menchaca Castellanos, retomó la ofensiva para lograr el cambio de huso horario para Quintana Roo, a pesar de que la polémica medida fue rechazada por el grueso de la población civil desde el principio. 
 
La suertuda “ecologista” justifica temerariamente esta arbitraria medida propuesta por la empresaria Cristina Alcayaga, que pretende adelantar el reloj para tener el mismo horario que la ciudad norteamericana de Miami con fines, según ella y sus amigos, de elevar la competitividad turística.
 
Desde que la propuesta se dio a conocer levantó ámpula entre la población que  inmediatamente manifestó su rechazo rotundo a través de las redes sociales.
 
En Chetumal, incluso, la sociedad se organizó para realizar marchas en contra del cambio de huso horario por considerarlo perjudicial, sobre todo para los niños qu están en edad escolar.
 
Pero a Ludivina, lo que diga y piense la gente le vale un pepino, pues a pesar de que su iniciativa fue congelada por motivos electorales, ahora que ya no ocupa un escaño en el Senado quiere revivirla a como dé lugar.
 
“Esperamos q en este periodo sesiones, salga reforma cambio huso horario p QRoo, SLDS! @MFBeltrones @arturoesc @silvanoaureole @VillarrealGTO” (Sic), escribió en su cuenta de Twitter este martes, etiquetando como se puede ver al senador Manlio Fabio Beltrones (PRI), y a los diputados federales Arturo Escobar (PVEM) y Luis Villareal (PAN).
 
En otro mensaje que lanzó por la misma red social, Ludivina siguió argumentando en defensa de su iniciativa, señalando que el cambio de horario daría “beneficios a partir de dos premisas: ahorro de energía e impulso a la competitividad”.
 
La necedad de la ex senadora por imponer sí o sí un horario que afectaría a la población hace pensar que a Ludivina Menchaca la mueven intereses particulares, ajenos por completo al interés de las mayorías que han mostrado su rotunda oposición, sobre todo en los municipios del centro y sur del estado, cuyos habitantes ya advirtieron que no aceptarán imposición.
 
Pero como un mal presagio, hace unos días el diputado federal Raymundo King de la Rosa amenazó con revivir la iniciativa, causando un severo disgusto entre los votantes de la capital y sus alrededores.
 
Ludivina y Raymundo harían bien en recordar que en pocos meses habrá un nuevo proceso electoral en Quintana Roo, donde sus partidos, el PRI y el Verde Ecologista, como de costumbre irán de la mano.
 
Si se montan en su macho para imponer por sus pistolas el rechazado cambio de huso horario, el costo político para los candidatos de su alianza puede ser muy elevado, incluso con dimensiones de catástrofe.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios