18 de Septiembre de 2018

Opinión

Justo clamor

El abuso sexual infantil es un mal que poco se denuncia precisamente por ignorancia o temor.

Compartir en Facebook Justo clamorCompartir en Twiiter Justo clamor

El abuso sexual infantil es, como informaron representantes de Hogares Maná y Lazos para María, un mal que poco se denuncia precisamente por ignorancia o temor.

En una ocasión, un profesor amigo relataba con una mezcla de impotencia, coraje y resignación una situación muy particular de la comunidad de Poxilá, perteneciente a Umán.

La población crece, generación tras generación, en medio de abusos sexuales frecuentes de padres de familia contra hijas.

El esfuerzo que realizan agrupaciones como la Red Pro Yucatán, el Centro de Integración Juvenil y otras es loable y digno de repetición hasta que quede claro en la conciencia social la magnitud de este problema.

Desde luego, estas agrupaciones, con el respaldo de la sociedad civil y los padres de familia que vencen la inercia de que “mientras a mí y a mi familia no nos pase nada, no me interesa”, se ponen en la situación de las víctimas.

El problema preocupa sin duda a padres de familia, pero también concierne a las familias y la sociedad yucateca. Se vive con el monstruo en casa, como dijo Víctor Chan al respecto. El granito de arena está puesto. Esperemos que crezca como bola de nieve y ruede hasta alcanzar la importancia y, por supuesto, el castigo debido a los delincuentes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios