16 de Agosto de 2018

Opinión

El know how del éxito

Aunque mucha gente confía en la suerte, hay otros que sostienen lo contrario, éstos consideran que para triunfar no es necesaria la suerte, basta con el esfuerzo personal para lograr el éxito.

Compartir en Facebook El <i>know how</i> del éxitoCompartir en Twiiter El <i>know how</i> del éxito

Nadie que haya triunfado cree en el azar.- Nietzsche

¿Qué es y en qué consiste la suerte? Según el diccionario electrónico Wikipedia suerte es: “El evento que ocurre más allá del control de uno, sin importar la voluntad propia, la intención o el resultado deseado. Estadísticamente, puede ser definida como el resultado positivo de un suceso poco probable, tras un número reducido de intentos relativo a anteriores experiencias o predicciones”. Aunque mucha gente confía en la suerte, hay otros que sostienen lo contrario, éstos consideran que para triunfar no es necesaria la suerte, basta con el esfuerzo personal para lograr el éxito.

Nicolás Maquiavelo sostiene que el príncipe (gobernante) para ejercer el poder correctamente debe tener dos características indispensables: fortuna o azar y virtú, una especie de preparación o conocimiento. Es decir, tiene que haber preparación pero también una dosis de azar. Esto quizá sea el know how (fórmula secreta) del éxito.

Se dice coloquialmente: “Suerte te dé Dios y lo demás que poco te importe”. En nuestra sociedad, muchas personas creen que un “golpe de suerte” puede transformar su vida y viven permanentemente en la zozobra del azar, juegan lotería, acuden a casinos para intentar dar ese anhelado “golpe de suerte” y volverse ricos para, ahora sí, ser felices. No obstante esta remota posibilidad, si de verdad una persona quiere ser exitosa, lo que debe de hacer es realizar todo lo que esté a su alcance para desarrollar, mediante el esfuerzo, sus posibilidades de éxito.

Son realmente pocas las personas que deben al azar sus éxitos o triunfos. Los que son producto de la cultura del esfuerzo creen más en este último que en la suerte. Hay que decirlo, en algunas ocasiones sí se necesita una dosis de suerte en ciertas cosas, se dan los casos de personas que, pese a su esfuerzo, no alcanzan a triunfar o a tener éxito en sus negocios o empresas. En cambio, en otros casos, hay personas que tienen una dosis de éxito, pese a no tener ni preparación ni hacer aparentemente las cosas adecuadas para lograrlo.

Lo que Nietzsche refiere en aquella frase es que las personas que trabajan, que se preparan y hacen todo lo que está a su alcance para lograr sus metas, seguramente se verán recompensadas por el éxito y la realización de esos propósitos. No confiar en que el triunfo o el éxito son producto netamente de la suerte.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios