19 de Julio de 2018

Opinión

El grooming llegó para quedarse

En México 1 de cada 7 menores ha recibido solicitudes sexuales y actualmente existen 12 millones de niños y jóvenes usando las tecnologías de la información.

Compartir en Facebook El <i>grooming</i> llegó para quedarseCompartir en Twiiter El <i>grooming</i> llegó para quedarse

Debido a que cada día nos adentramos más en el uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación con teléfonos inteligentes, tablets, laptops e internet,  el término grooming cada vez se irá haciendo más común y as personas que no saben lo que significa mejor ponen atención de una vez por todas, debido a que afecta directamente a la familia y más en específico a los jóvenes.

Aunque este fenómeno tiene como dificultad la terminología para definirlo, el grooming es considerado un ciberdelito (es decir que se realiza en la red), que consiste en la persuasión (a través del engaño) de un adulto a un menor de edad para establecer prácticas sexuales.

Inicia con el contacto de los jóvenes por las diversas redes sociales Facebook, Twitter, Skype, Whatsapp, Instagram, etc., posteriormente con el intercambio de fotografías eróticas que pueden desembocar en pornografía infantil y cyberbullying de hacerse públicas, y por último, en instancias más graves, encuentros cara a cara que podrían finalizar en abuso.

En un reportaje publicado por Milenio Novedades el domingo pasado, en la sección de Tendencias, se revela que en México 1 de cada 7 menores ha recibido solicitudes sexuales y actualmente existen 12 millones de niños y jóvenes usando las tecnologías de la información. 

Asimismo, un estudio del National Center of Missing Exploited Children arroja que 20 por ciento de los jóvenes usuarios de las nuevas tecnologías de la información se han tomado fotografías o video sugestivos y otro 20 por ciento ha recibido invitaciones para retratarse en posiciones pornográficas, en muchas ocasiones sólo para coquetear o ganar popularidad.

La sugerencia es “no dormirse en sus laureles”, es mejor estar informado y platicar con los menores para que el grooming no se vuelva en la alarma que suena cada año en cierta temporada.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios