18 de Septiembre de 2018

Opinión

La charola del diputado Fabiruchis

Lo único que nos devuelve la fe en la humanidad es que Manlio Fabio Superstar prácticamente ha retado a un debate sobre la educación.

Compartir en Facebook La charola del diputado FabiruchisCompartir en Twiiter La charola del diputado Fabiruchis

Lo del rayo en el Vaticano después de la renuncia del Papa y el sospechosismo religioso no es nada con lo que ocurre en México como sede natural de la dimensión desconocida.

O cómo leemos los signos del 14 de febrero que se desataron sobre nuestras almas llaneras cual señales muy precisas del advenimiento del fin del mundo: el mismísimo Gamboa Patrón atrapado en un elevador del Senado —bueno, de por sí ese elefante blanco tiene más fallas que Telcel— justo después de una corundiza para celebrar el Día del Amor y la Amistad, cosa que le sirvió al perredista Silvano Aureoles para hacer chistes a sus costillas, no sin antes decir que por don Emilio daría la vida.

Esto generó cejas levantadas entre Los Chuchos, pues hasta donde se sabe, nunca les ha dicho que haría lo mismo por ellos.

Y luego está lo del diputado tricolor José Rangel Espinosa que, en un acto de mucha clase, decidió ponerle a su Mercedes una charola de legislador en lugar de placas.

Algo que en tiempos de Echeverría ningún encurulado, ni en sus delirios más piporrescos hubiera siquiera intentado. Por supuesto el sujeto quedó peor que Hank Rhon cuando lo apañaron en el aeropuerto con abrigos de pieles de animales en peligro de extinción y harta fayuca; pero peor quedó el diputeibol panista Juan Pablo Adame, que por resentido y envidioso se encontró en una grave disyuntiva: o le rayaba el carro, o le tomaba la foto para quemarlo urbi et orbi. Claro, se decidió por lo segundo.

Y lo peor para Rangel Espinosa es que no solo se descubrieron sus excesos macuarros de diputado salinista, sino también su parecido con Fabiruchis en El Torito.

Algo que solo se puede comparar con el préstamo millonario que Pemex le ha otorgado al sindicato que atinadamente dirige Carlos Robero Deschamps, justo en medio de la tragedia. Y supongo que el dinero se lo llevaron cual Tlatoani hasta la intimidad de su despacho. Una maravilla. El yate “El Indomable” se llenará de mármoles y maderas finas.

Lo único que nos devuelve la fe en la humanidad es que Manlio Fabio Superstar prácticamente ha retado a un debate sobre la educación a la maestra Gordillo. Eso o se pone mejor que las broncas entre Alejandro Martí y la Tremenda corte (denunció que el secuestrador del esposo de María Elena Morera ha recurrido al Cassez style para salir del tambo), o la pelea estará más arreglada que los pleitos de El Canelo.

A ese diputadillo me lo van a reemplacar. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios