24 de Septiembre de 2018

Opinión

La descomposición social es la causa de los homicidios

La justicia tiene en sus manos casos de mucho peso, pero la atención se desvía por la morbosidad...

Compartir en Facebook La descomposición social es la causa de los homicidiosCompartir en Twiiter La descomposición social es la causa de los homicidios

La justicia tiene en sus manos casos de mucho peso, pero la atención se desvía por la morbosidad y los intereses políticos que crean elementos del juicio que de manera liviana y mal intencionada se filtra para que llegue al público.

Recordemos que uno de los cinco elementos que condujeron a la caída del Impero Romano, fue precisamente, su decadencia moral. Lejos de crear políticas sociales sanas, los cesares dieron rienda suelta a todos sus bajos instintos.

Si comparamos 40 años atrás  los niveles de contaminación, desempleo, poder adquisitivo, violencia, inflación, corrupción, degradación de los valores humanos, consumismo, drogadicción, estos niveles en la actualidad son mayores. Por eso ya no nos asombramos con los delitos si solo fue uno, pero no cuando son 10 asesinatos en un día, es decir ya lo vemos hasta normal que ocurra esa gran cantidad de delitos.

La descomposición social debemos tratarla con mayor ahínco, la educación familiar ha venido decayendo y es uno de los factores que más influye en la descomposición social.

La descomposición del tejido social no es la causa sino el efecto de la delincuencia y de la impunidad, de acuerdo con la misma definición: “El deterioro, debilitamiento o rompimiento del te­jido social significa el aislamiento del individuo de la sociedad debido a la pérdida de sus principales redes sociales, y de valores como la confianza y la solidaridad. El tejido social también se debilita cuando las normas de convivencia ciudadana son irrespetadas y violenta­das impunemente, o cuando las leyes son fácilmente irrespetadas e incumplidas y no se aplica castigo o sanción”.

Dice El Cardenal Sandoval que el tejido social descompuesto es una metáfora conservadora, que en su versión intelectualizada reza: El Estado dejó de ser paternalista y no asume su responsabilidad de macho jefe de hogar, condenando así a la sociedad a una orfandad en la que no se basta a sí misma para sobrevivir.

Ante la proliferación de homicidios con carácter violento y cifras en aumento que indican que muchos de ellos tienen relación con la violencia intrafamiliar, y la descomposición del tejido social se debe a muchos factores que derivan en casos violentos como los ya vistos en nuestro estado.

Las muertes violentas de mujeres en esta ciudad se deben a causa de la descomposición social, a consecuencia de ataques por parte de su pareja sentimental y en algunos casos por su participación en actividades ilícitas, de las cuales un 90 por ciento están resueltas y detenidos los agresores.

Estos homicidios brutales se han resuelto debido a trabajos de inteligencia, llevados a cabo por parte de elementos investigadores de la procuraduría del estado

Estos hechos son problemas de la descomposición social. "La mayoría de los asuntos están resueltos con la detención de los presuntos responsables; no obstante, lo que nos debe alertar es el área social, ya que estos homicidios son registrados por la propia pareja o por la inclusión en una actividad ilícita, lo cual nos habla de la descomposición del tejido social".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios