18 de Enero de 2018

Opinión

La energética va

La medida aprobada de que el gobierno absorba el “pasivo laboral” de Pemex y la CFE tiene la importancia estratégica de buscar que las próximas Empresas Productivas del Estado puedan ser competitivas frente a las compañías extranjeras que decidan invertir en el país.

Compartir en Facebook La energética vaCompartir en Twiiter La energética va

Aunque con cerca de 6 meses de retraso, según expectativas, la reglamentación de la Reforma Energética está a punto, pues, como se previó, a más de las razones que la justifican, se cuenta con los votos suficientes para su aprobación.

Pero, aunque muy probablemente la votación que se hubiese obtenido a principios de año hubiera sido similar a la del día de hoy, es indudable que, a partir de la discusión pública, se avanzó en obtener el consenso social a su favor, a pesar de la posición irreductible en términos formales del PRD.

O por lo menos para atemperar la posición de quienes se le oponen así como para posibilitar el surgimiento de una posición más sensata entre la izquierda que la de los que sólo siguen viejas consignas y caen en el abuso de los lugares comunes y las frases lapidarias en busca de soliviantar el descontento para sacar ventaja electoral.

Posiciones sensatas como la de Cuauhtémoc Cárdenas que les aconseja apostarle más a la promoción de la consulta pública que a marchas y plantones, que sólo causan malestar entre el común de los ciudadanos, o como la de Miguel Barbosa Huerta, coordinador de la bancada del PRD en el Senado, que afirma que garantizar el empleo y las prestaciones de los trabajadores de Pemex y la CFE es una propuesta de su partido y por lo tanto aprueba que el gobierno absorba el “pasivo laboral” de ambas empresas.

Y esto porque, aunque no hay duda que la promoción del plebiscito representa una medida más legítima, práctica y legal, nada garantiza su viabilidad toda vez que está en discusión que pueda ser vinculante, es decir de cumplimiento obligatorio, debido a la naturaleza de la reglamentación y a que tampoco hay la seguridad de que su resultado tenga que ser condenatorio a la reforma llevada a cabo.

Por otra parte, la medida aprobada de que el gobierno absorba el “pasivo laboral” de Pemex y la CFE, además de garantizar la  seguridad en el empleo y el retiro de los trabajadores de las hasta hoy paraestatales, tiene la importancia estratégica de buscar que las próximas Empresas Productivas del Estado puedan ser competitivas frente a las compañías extranjeras  que decidan invertir en el país.

Otro de los cambios importantes en la legislación y que tiene que ver con la demanda de que puedan tener beneficios los propietarios de los predios donde se extraen los hidrocarburos es el concepto de Ocupación Temporal que sustituye al de Expropiación, a través del cual sus dueños no pierden de manera definitiva su propiedad y se obliga a las empresas a pagarles una renta.     

No hay duda que la participación de todas las fuerzas políticas ha contribuido a que hoy podamos ver una mejor ley sobre la Reforma Energética, lo que espera la gente es que se cumplan las mejores expectativas sobre el incremento de la inversión extranjera y la creación de más empleos y mejor pagados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios