19 de Octubre de 2018

Opinión

La entrega del PAN

Militantes panistas apoyan la candidatura de la perredista Graciela Saldaña Fraire a la alcaldía de Benito Juárez...

Compartir en Facebook La entrega del PANCompartir en Twiiter La entrega del PAN

Militantes panistas apoyan la candidatura de la perredista Graciela Saldaña Fraire a la alcaldía de Benito Juárez, la posición más interesante en este proceso electoral que apenas inicia su etapa formal.

Mientras la diputada local del Partido Acción Nacional, Yolanda Mercedes Garmendia Hernández, manifestó estar dispuesta a apoyar la candidatura de la perredista Saldaña Fraire a la presidencia municipal de Benito Juárez, en este mismo capítulo, la dirigente municipal del PAN, Jessica Chávez García, indicó que la planilla PRD-PAN en Benito Juárez podría integrarse con cinco panistas y seis perredistas, y que la sindicatura será para el albiazul en virtud de que el PRD encabezará la coalición de marras. 

Así se realiza la entrega del PAN bajo la sombra del Sol. De ese jaez, azas, la lideresa celeste añadió que Marybel Villegas Canché, ya desistió a la candidatura a la presidencia municipal de BJ y que ha firmado el documento en donde manifiesta su disposición de sumarse a los acuerdos de la alianza con el PRD por el bien de los benitojuarenses.

Sin embargo, Marybel Villegas renunció al PAN este fin de semana para quedar en libertad de movimiento, decidida en primera instancia a incorporarse al PT para intentar cosechar la candidatura que tanto persigue, aunque no la tiene nada fácil porque anda merodeando el diputado perredista Alejandro Luna López.

Para los perredistas y panistas que han alcanzado una calculadora alianza para convertir la vida política en intereses propios, la joya de la corona del Estado es la máxima de su objetivo, compartiendo ideologías –el diablo junto a querubines azules–, porque uno solo no es competente para enfrentar la justa electoral a la maquina tricolor, y sólo de esa manera se sirven unos a los otros.

En tal sentido, PRD y PAN encuentran camino para tratar de invertir la realidad con posturas antagónicas prefiguradas pero, sobre todo, con simulación. 

Así, el mercadeo electoral será ofertando candidatos entre ángeles y demonios, los que evaden los llamados del Estado para tratar de establecer respeto y civilidad entre todos los actores políticos en la competencia electoral ya en marcha.

Como ocurrió en el cónclave partidista convocado por el gobernador Roberto Borge Angulo, realizado en los albores de la contienda, los líderes locales del PAN y PRD se soltaron las riendas y no asistieron, tratando así de acallar y echar a perder lo que se había construido para entablar un diálogo multipartidista. Pero no lo lograron.

Y son los perredistas y panistas los que vienen tambaleantes por la derrota en la elección presidencial pasada, quienes aparecieran como segundas y terceras fuerzas políticas al ocupar el segundo y tercer lugar lo que, después, les traería un costo político inimaginable al verse sucumbidos por el candidato de la maquina tricolor. 

Así se entrega el PAN a la sombra del Sol, tratando de levantar el vuelo, al tratar de resurgir con grupos disimiles a los que se unen con tal facilidad que raya en lo absurdo, con el sólo anexionismo de jugar en el terreno electoral con compañero ajeno, porque necesitan de un intermediario para hacerse y para ser. 

Por lo tanto, no les preocupa ni les importa la filiación o culto con la dialéctica de su existencia –porque creen- que están protegidos por la máxima frase popular: Dios los crea y el Diablo los junta.

En algunos casos, sólo una pequeña parte de pertenencia y lealtad a su ideología partidista se vislumbra con la resistencia y rebelión de sus correligionarios, el resto habrían sido conculcados por el otro bando para concretar una sola bandada, pero con distinta bandería, anidadas en un mismo urdido opositor. 

La imagen emblemática de su partido ante la realidad que ahora está unido a otro símbolo ajeno, porque se prefirió transar con la exportación de sus derechos político-partidistas en una negociación amable y sin disputa, pero altamente sospechosa, al ser contrastada con la inmolación de su entrañable ideología.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios