26 de Septiembre de 2018

Opinión

La estúpida manera en que fiscalizamos a los partidos

El TFPJF recibirá un informe aprobado por los consejeros que dice que durante la campaña de Peña Nieto hubo eventos en los que el gasto promovió a dos candidatos rivales que buscaban el mismo escaño.

Compartir en Facebook La estúpida manera en que  fiscalizamos a los partidosCompartir en Twiiter La estúpida manera en que  fiscalizamos a los partidos

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación tendrá frente a sí un manjar que deberá consumir con buen humor, pero con paciencia, siendo cuidadoso de no atragantarse de la risa o del coraje por lo que el Consejo General del IFE aprobó el lunes. 

Hay muchísimos ejemplos, ya en este espacio hemos contado del evento en el Azteca que se “prorrateó” entre casi cien candidatos, además de Peña Nieto. Hoy le contaré una de las maravillas del prorrateo y la buena administración. 

Trate, lector, de no reír o llorar. 

El 24 de abril del 2012, en Nuevo León hubo un evento de campaña del candidato de la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto. Nuevo León fue uno de esos estados en que la coalición no fue junta para el Senado; Partido Verde y PRI fueron por separado.

Ese día asistieron todos. Estuvieron Marcela Guerra e Ivonne Álvarez, del PRI, y sus rivales Jorge Padilla y José Escudero, del PVEM. Ese evento generó un gasto de campaña que fue prorrateado entre Peña Nieto, 12 candidatos a diputados y… los cuatro aspirantes a senadores ¡de dos partidos diferentes que estaban compitiendo unos contra otros!

Igualito sucedió en Puebla en un evento del 27 de abril. Ahí el candidato Lisandro Arístides Campos, del PRI, y su adversaria Ruth Cid Palacios, del PVEM, compartieron el gasto del evento con Peña y otros candidatos de la coalición.

Para que quede claro: el TFPJF recibirá un informe aprobado por los consejeros que dice que durante la campaña de Peña Nieto hubo eventos en los que el gasto promovió a dos candidatos rivales que buscaban el mismo escaño. Es igual que si un gasto se hubiera prorrateado entre Peña y AMLO. Es en serio. 
Maravillas de la magia contable, aunque hace un año solo compitieron en campaña 365 candidatos (300 diputados, 64 senadores, un Presidente).

La coalición pudo prorratear entre 510, porque incluyó a los del Verde, que compitieron contra el PRI. Entre más elementos de donde prorratear, mejor. 

Decenas de millones de pesos de gasto más que los otros competidores, todo legal. 

Sin lógica, sin sentido, pero aprobado por la mayoría de consejeros del IFE. Todos, menos Alfredo Figueroa, que se salvará de las carcajadas de los magistrados del Tribunal y de Pitágoras. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios