21 de Septiembre de 2018

Opinión

La fama pública

Manlio Fabio Beltrones fue muy claro y preciso al señalar recientemente, durante la sesión de la Comisión Política Permanente del PRI...

Compartir en Facebook La fama públicaCompartir en Twiiter La fama pública

Manlio Fabio Beltrones fue muy claro y preciso al señalar recientemente, durante la sesión de la Comisión Política Permanente del PRI, que tocará a este órgano partidista “analizar y aprobar la participación de ciudadanos simpatizantes cuando su prestigio y fama pública acrediten sus virtudes para ser postulados”, con lo que más de uno de los aspirantes a la gubernatura de Quintana Roo se sintió fuera de toda posibilidad de ser electo candidato.

La fama pública consiste, según la Enciclopedia Jurídica, en un rumor colectivo o creencia común que tiene por verdaderos ciertos hechos de los que no hay prueba alguna directa. El vocablo “fama” deriva de la expresión latina que se enuncia igual y que es equivalente a reputación. 

Es de reconocerse que en el ámbito jurídico la fama pública ha disminuido en su aprovechamiento procesal, lo que equivale al desuso. Los Códigos más recientes se han inclinado inclusive por la supresión de este medio de prueba como una fórmula de probanza independiente. Alegan que el fenómeno de la difusión social puede distorsionar la verdad a través de la sicología de las masas. Pero en el ámbito de la política y de las democracias modernas la concepción jurídica se quiebra.  La expresión vox populi, vox Dei (en latín literalmente "la voz del pueblo, es la voz de Dios") significa que "la opinión popular de la gente ordinaria revela la voluntad de Dios y debe obedecerse";[] o sirve para indicar que, sean o no acertadas, las creencias populares [] se imponen por su fuerza irresistible, y no es prudente oponerse a ellas.

Definitivamente las encuestas serán tomadas en consideración en la evaluación de los perfiles, de acuerdo con el comunicado priísta de la reunión de la Comisión Política Permanente, celebrada el pasado 10 de octubre en la Ciudad de México. En esa tesitura, el diputado José Luis “Chanito” Toledo y Mauricio Góngora, según las encuestas mensuales realizada por la Secretaría de Gobernación, se disputan el primer lugar en las preferencias ciudadanas (agosto: 13. 77 y 14.63 respectivamente y septiembre: 16.65 y 16.21, en ese orden). Carlos Joaquín tendría según el mismo documento, 15.98 puntos porcentuales durante el mes pasado, apenas arriba de Paul Carrillo con 15.07 en el mismo mes.

Por eso mismo el mensaje del líder nacional del PRI, tiene una significación toral en Quintana Roo. Los estudios demoscópicos demostrarán quiénes de los aspirantes punteros quedarán eliminados en automático. Pero aún hay más: sentenció Beltrones que se privilegiará “el diálogo y la inclusión que aseguren la cohesión y unidad del PRI” y ahí podría descartarse a otro más de los prospectos a la silla gubernamental de Quintana Roo.

No olvidemos a Séneca, "créeme, sagrada es la lengua del pueblo" o a Maquiavelo,[]la multitud es más sabia y constante que el príncipe”.  

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios