23 de Septiembre de 2018

Opinión

La hermenéutica

La gente no lo sabe pero siempre que expresamos nuestra opinión sobre algún escrito, composición musical, obra de arte y demás menesteres, estamos aplicando la hermenéutica...

Compartir en Facebook La hermenéuticaCompartir en Twiiter La hermenéutica

La gente no lo sabe pero siempre que expresamos nuestra opinión sobre algún escrito, composición musical, obra de arte y demás menesteres, estamos aplicando la hermenéutica.

El método básico de toda ciencia es la observación de los datos o hechos y la interpretación y esto es hermenéutica. La observación y la interpretación son inseparables: resulta inconcebible que una se obtenga en total aislamiento de la otra.

En el siglo XIX, varios autores hicieron familiar el término “hermenéutica”; sin embargo, este vocablo tiene una historia mucho más larga: proviene del verbo griego hermeneuein, que quiere decir “interpretar”.

Algunos autores relacionan este verbo con el nombre del dios griego Hermes, el cual, según la mitología, hacía de mensajero entre los demás dioses y los hombres, y además les explicaba el significado y la intención de los mensajes que llevaba.

Podríamos decir que la actividad mental del ser humano se reduce a recibir estímulos visuales, auditivos, olfativos, etc., que, por su naturaleza, son ambiguos y amorfos, (o recuerdos de su memoria), y a ubicarlos en un contexto que le dé un posible sentido o significado.

Ahora ¿Cómo saber cuál era la versión verdadera, que había que aceptar y creer, y cuál la falsa, que había que desechar? Aquí la hermenéutica se valía de todos los recursos útiles: estudios lingüísticos, filológicos, contextuales, históricos, arqueológicos, etc.

También podemos definir la hermenéutica como “el proceso por medio del cual conocemos la vida psíquica con la ayuda de signos sensibles que son su manifestación. Es decir que la hermenéutica tendría como misión descubrir los significados de las cosas, interpretar lo mejor posible las palabras, los escritos, los textos, los gestos y, en general, el comportamiento humano, así como cualquier acto u obra suya, pero conservando su singularidad en el contexto de que forma parte.

Prometo que en 2016 abordaré este tema más ampliamente ya que he asistido a conferencias de arte y las interpretaciones sobre obras son tantas como expositores lo que quiere decir que no han estudiado esto y por supuesto ni siquiera lo que están hablando. Hasta la próxima semana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios